Escuche ahora

Una voz en el camino

Ley Martin


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

COREA DEL SUR CORRUPCIÓN

Samsung cae en Bolsa tras anunciarse la detención de su heredero

El gigante de tecnológico surcoreano Samsung Electronics cayó en la Bolsa de Seúl tras anunciarse la detención de su vicepresidente y heredero del conglomerado empresarial, Lee Jae-yong, acusado de soborno dentro del caso de la "Rasputina" surcoreana.

Samsung Electronics, uno de los valores de más peso en el parqué de Seúl, abrió con un fuerte descenso que llegó a rozar el 0,60 por ciento, y hacia las 9.30 hora local (0.32 GMT) retrocedía un 0,47 por ciento y se situaba en los 1,892,000 wones (1.550 euros/1.653 dólares).

A primera hora de la mañana y antes de la apertura bursátil, el Tribunal del Distrito Central de Seúl autorizó la detención de Lee por "los nuevos cargos y pruebas presentadas" y el magnate de 48 años fue encarcelado inmediatamente en la prisión de Uiwang, al suroeste de Seúl, informaron los medios surcoreanos.

El arresto del ejecutivo llega después de que los fiscales que instruyen el caso de corrupción, que causó la destitución de la presidenta surcoreana Park Geun-hye, pidieran por segunda vez el martes una orden de detención contra Lee.

El Grupo Samsung, por su parte, afirmó que "hará lo posible por asegurar que la verdad sale a la luz en los procedimientos judiciales futuros", y volvió a negar las acusaciones de soborno o haber recibido favores de la presidenta Park, en un comunicado.

Los expertos surcoreanos creen que el mayor conglomerado empresarial del país suspenderá temporalmente todas sus operaciones de reestructuración y sus nuevos planes de inversión a raíz de la detención de su líder de facto, según informó la agencia de noticias Yonhap.

Los fiscales tienen ahora 20 días para formalizar la detención o dejarle en libertad condicional.

La justicia de Corea del Sur trata de establecer si el directivo, de 48 años, autorizó que Samsung diera apoyo financiero a Choi Soon-sil, apodada la "Rasputina surcoreana", a cambio del visto bueno del Gobierno en un acuerdo de fusión de dos de sus filiales.

El mismo tribunal de Seúl rechazó una solicitud de detención previa en enero por falta de pruebas pero los fiscales del caso argumentaron que después tres semanas de investigación adicional, habían conseguido nuevas evidencias y presentaron nuevos cargos.

Además de por soborno, los instructores del caso acusan al máximo responsable de Samsung de obstrucción a la justicia y de violación de la ley sobre la transferencia de activos en el extranjero. EFE ahg/raa/ics