Escuche ahora

Especiales Caracol

Gestión de Contenidos


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Organizaciones campesinas rechazan estrategia del Gobierno sobre deforestación

Comunidades de Meta y Guaviare se declaran en alerta permanente y responsabilizan al Gobierno de lo que ocurra con las vías en la región.

Colprensa/Archivo

Organizaciones campesinas del Meta y Guaviare hicieron reparos a la estrategia lanzada por el Gobierno y la Fiscalía para frenar la deforestación en la cuenta amazónica.

En un comunicado lametan que cuando se están preparando para ser parte activa de la implementación del acuerdo final de paz con las Farc, llegue este anuncio que podría generar la destrucción de vías "y nos declara una guerra contra la población campesina, históricamente, excluida".

"Las Organizaciones del Área de Manejo Especial de la Macarena, llevamos casi tres años en una mesa de formulación de una política para la conservación y el buen vivir en los Parques Nacionales con campesinos (...) y justo ahora en el momento de construir la paz cuando esperábamos que los estudios y nuestras propuestas fueran tenidas en cuenta; nos amenazan con destruir las carreteras que conducen a colegios, centros poblados deportivos y sociales. La infraestructura vial que sirvió para nuestra única alternativa productiva, el cuidado de ganaderías y algunos cultivos de coca que no nos dejaron caer en la miseria", señala el comunicado.

Recuerdan la firma de acuerdos con el Gobierno en temas de turismo ecológico "para dejar de ver nuestras vías como problemas y trochas de la guerra, proyectandolas como senderos de la paz que atraigan el turismo; acuerdos y compromisos sin precedentes de deforestación evitada, restauración ecológica y de sustitución de los cultivos declarados ilícitos".

Tras destacar que esos acuerdos le han costado la vida a algunos de sus  líderes, aseguran que hasta ahora nada se ha cumplido.

"Hemos reafirmado el compromiso de mantener el acuerdo de deforestación evitada y hemos denunciado el incumplimiento por parte de personas que tienen otros intereses en la región, hemos denunciado la reciente colonización y la criminal deforestacion después de la reubicación de las guerrillas de las Farc-Ep en la región de La Macarena y el Guaviare. Ninguna respuesta hemos tenido de Parques Nacionales al respecto, ni del ministerio de ambiente, aquí no hay presencia efectiva de autoridad ambiental del Estado. Es necesario aclarar que la criminal deforestacion que hemos denunciado y seguiremos denunciando no obedece a la existencia de interconexiones de carreteras, por el contrario se dan en lugares donde estas no existen", señalan.

Más adelante aseguran que las comunidades están en alerta permanente, responsabilizan al Gobierno por eventuales daños en las vías que les sirven y exigen a las Farc y al gobierno nacional claridad sobre la ruta de implementación de lo acordado en La Habana, en particular sobre el punto relacionado con la zonificación ambiental, la definición de la frontera agropecuaria, lo mecanismos de resolución de conflictos de uso del suelo y el proceso de sustitución voluntaria y concertada.

Finalmente pidieron a los órganos de control se investigue las actuaciones de Parques Nacionales en éstas áreas y solicitaron a la Defensoría del Pueblo y a los garantes la intervención sobre los acuerdos de la mesa nacional de concertación con los habitantes de los parques. "Advertimos a la comunidad internacional y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos el grave riesgo que representa para las comunidades la destrucción de las vías y el riesgo de despojo de tierras a ocupantes legítimos de las tierras.