Escuche ahora

6AM Hoy por Hoy

Darío Arizmendi


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

ISRAEL PALESTINA (Previsión)

La comunidad internacional defiende un Estado palestino tras el giro de Trump

La ONU, varias potencias internacionales y países de distintos continentes defendieron hoy la necesidad de crear un Estado palestino para poner fin al conflicto en Oriente Medio, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, abriera ayer la puerta a otras fórmulas.

Naciones Unidas, 16 feb (EFE).- La ONU, varias potencias internacionales y países de distintos continentes defendieron hoy la necesidad de crear un Estado palestino para poner fin al conflicto en Oriente Medio, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, abriera ayer la puerta a otras fórmulas.

En un importante giro a la postura de EE.UU., Trump se desmarcó de la llamada solución de dos Estados, asegurando que está dispuesto a aceptar otras opciones.

"Estoy valorando una solución de dos Estados y de un Estado, me gustará la que le guste a las dos partes. Puedo vivir con cualquiera de las dos", dijo Trump en una conferencia de prensa junto al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

El mensaje rompe la línea defendida por Washington desde la Presidencia de Bill Clinton y es visto con muchos recelos por los palestinos y por buena parte de la comunidad internacional, que respalda de manera prácticamente unánime esta propuesta.

Hoy, la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, quiso dejar claro que lo expresado por Trump no quiere decir que su país ya no apoye la creación de un Estado palestino, sino que también quiere tener en cuenta otras ideas para tratar de desatascar el proceso de paz.

"Apoyamos absolutamente una solución de dos Estados, pero también estamos pensando fuera de lo establecido", dijo Haley tras participar en una reunión del Consejo de Seguridad.

En la porción abierta de ese encuentro, que transcurrió en su mayor parte a puerta cerrada, el enviado de la ONU para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, reiteró que para la organización la de los dos Estados no es una solución más, sino la única posible.

"La solución de dos Estados sigue siendo el único camino para alcanzar las legítimas aspiraciones nacionales de los dos pueblos", dijo Mladenov, que reiteró que la política israelí de asentamientos está poniendo en peligro la viabilidad de un arreglo de este tipo.

Francia, que en los últimos meses ha tenido un papel muy activo para tratar de desbloquear la situación en Oriente Medio, subrayó que "no hay un plan B" a los dos Estados.

Su embajador ante la ONU, François Delattre, aseguró a los periodistas que "si la perspectiva de un Estado palestino desaparece, como un espejismo en el desierto, se abrirá la puerta a más extremismo y más terrorismo".

Otros miembros del Consejo de Seguridad como Uruguay y Bolivia dejaron claro que ese debe ser el camino, como también hizo Suecia, país que ya reconoce a Palestina como Estado y que quizás fue hoy el más contundente frente a la idea flotada por Trump.

"Creo que es muy peligroso alejarse de la solución de dos Estados, especialmente antes de tener algo viable como alternativa. Y nosotros no vemos alternativas viables ahora mismo", dijo el representante sueco ante la ONU, Olof Skoog.

El Reino Unido, el aliado más próximo de EE.UU. en el Consejo de Seguridad, expresó también su respaldo a la solución de dos Estados, aunque con un lenguaje más ambiguo, refiriéndose a ella como "la mejor" vía.

Los nuevos vientos que el Gobierno estadounidense pretende llevar al proceso de paz de Oriente Medio alcanzan también al papel de Naciones Unidas, que a ojos de la Administración republicana tiene un "prejuicio" obvio contra Israel.

Haley dio hoy a entender que quiere acabar con las reuniones mensuales sobre la cuestión que celebra el Consejo de Seguridad y reducir el rol mediador de la organización en este conflicto.

"Cuando tenemos tantas cosas ocurriendo en el mundo, ¿por qué todos los meses vamos a sentarnos y tener una audiencia en la que lo único que hacen es obsesionarse con Israel?", se preguntó.

Según Haley, actualmente la ONU divide más que une en este ámbito y las discusiones en su seno están "convirtiéndose en contraproducentes" para el proceso de paz.

El Ejecutivo de Trump, entre otras cosas, rechaza frontalmente la resolución de condena contra la política israelí de asentamientos aprobada en diciembre por el Consejo de Seguridad gracias a la abstención de EE.UU., entonces aún bajo el mando de Barack Obama.