¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los "Pitufos comunistas" que desataron una polémica sobre la libertad de enseñanza en Uruguay

Un texto que usa la aldea de los Pitufos como ejemplo del comunismo desató una polémica sobre el rol del Estado en la educación privada.

PitufosGetty Images

¿Son los Pitufos comunistas?

Los Pitufos , los famosos personajes de dibujos animados de origen belga, han estado en los últimos días en el centro de una animada controversia política en Uruguay.

A comienzos de la semana en la nación sudamericana se hizo viral una imagen de un texto escolar que compara el comunismo con esos personajes azules de ficción.

"Quizá te ayude el siguiente ejemplo para acercarte a la idea de la sociedad comunista. ¿Conoces a los Pitufos? Son una comunidad que vive en una aldea”, explica el libro, titulado “ Uy-siglo XX ”.

“Todos tienen acceso a la vivienda. Nadie pasa hambre. El pozo de agua es para uso colectivo, no es de nadie y es de todos ”, continúa.

“Todos tienen obligaciones con la comunidad, por ejemplo ocuparse de aquello que saben hacer, Pitufo cocinero cocinará, Pitufo carpintero arreglará lo que se rompa, y así cada uno de la comunidad aporta con su trabajo y recibe del trabajo de los demás”, señala.

PitufosTwitter

El senador José Amorín se hizo eco de la polémica

La difusión del contenido del texto, que está ilustrado con una imagen del exlíder comunista ruso Lenin al lado de la aldea de los Pitufos , causó polémica.

Lo que podía haber quedado como una simple controversia en las redes sociales tomó vuelo cuando el diputado opositor Pablo Iturralde, del Partido Nacional, -uno de los primeros en difundir el tema- advirtió que pediría explicaciones a la Ministra de Educación por el uso del libro.

Y ahí explotó una nueva polémica. Porque el texto cuestionado es usado únicamente en sexto grado de primaria de algunas escuelas privadas.

Y dos de los pilares de la educación en Uruguay es que debe ser laica y el Estado nunca debe meterse en asuntos de la educación privada.

“Ni censura, ni control”

TwitterTwitter

El diputado opositor Pablo Iturralde, del Partido Nacional, advirtió que pediría explicaciones a la Ministra de Educación por el uso del libro.

A través de Twitter, Iturralde justificó su pedido.

“Este libro se utiliza en institutos habilitados por ANEP”, dijo, en referencia a la Administración Nacional de Educación Pública.

“Es su competencia controlarlos. La educación es una política pública”, justificó.

El líder del Partido Nacional y excandidato presidencial Luis Lacalle Pou salió a defenderlo .

También a través de Twitter, secundó su llamado a que el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) tome cartas en el asunto.

Sin embargo, Héctor Florit, miembro del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), explicó que aunque el texto cuestionado realiza una “comparación desafortunada” no se puede hacer nada al respecto.

" Los textos que utilicen instituciones privadas no tienen ni censura, ni control ", señaló al diario El Observador.

En respuesta, Iturralde aseguró en declaraciones a la radio Portal 180 que su objetivo no es censurar sino “dirigir” la política púbica de educación “más allá de que hay educación estatal y educación privada”.

En ese sentido propuso que hubiera “ un manual ” para resolver qué textos se pueden utilizar y cuáles no.

Cambios

TwitterTwitter

Iturralde propuso que hubiera "un manual" para resolver qué textos se pueden utilizar y cuáles no.

Y es que una de las cosas que trajo a la luz esta polémica es que en los colegios privados no existe ni siquiera una lista de bibliografía recomendada .

Esto contrasta fuertemente con lo que ocurre en las escuelas públicas donde los textos utilizados son elaborados por el propio Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP).

Ante esta situación, el miércoles las autoridades del Consejo Directivo Central de la ANEP resolvieron estudiar la viabilidad de confeccionar una lista con libros recomendados tanto para la educación pública como la privada.

Todo en el marco de la libertad de cátedra, ya que en Uruguay ni siquiera en la educación pública los docentes están obligados a utilizar los textos recomendados.

La propuesta contempla invitar a los autores que quieran formar parte de la bibliografía a que presenten sus trabajos ante el Consejo, que encomendará a sus técnicos evaluar pedagógicamente los textos, según informó El Observador.

Por su parte, Florit reveló que estos técnicos ya realizan una valoración pedagógica y técnica del polémico libro “Uy-siglo XX” y que dicho relevamiento será ofrecido a las instituciones que utilizan el texto, para que tomen los recaudos necesarios.

“Fanatismo oficialista”

Los Pitufos son personajes de dibujos animados de origen belga.

La polémica que desató el libro no solo se quedó en el ámbito de lo educativo sino que también se volcó a la arena política.

En un editorial, el diario uruguayo El País acusó a la autora del libro, Silvana Pera, de exhibir un “ fanatismo oficialista ” y de escribir obras “ militantes ”.

El medio recordó que Pera ya había protagonizado otro escándalo hace algunos años cuando se dieron a conocer detalles del libro “Historia económica y social 1870-2000”, que escribió junto a otros dos autores.

En esa obra se consignaba que el neoliberalismo es una “escuela de pensamiento económico" para el cual "no son prioridades ni la justicia, ni la libertad, ni la igualdad".

El texto afirmaba que el neoliberalismo "fue aplicado en Uruguay, primero por la dictadura militar (1973-1985) y luego por los primeros gobiernos que la sucedieron, dirigidos por los partidos Colorado y Nacional”.

Sobre estos agregaba que su “ condición de democráticos está en tela de juicio ".

El libro, que utilizaban alumnos de secundaria, causó un escándalo en 2015 cuando el semanario Búsqueda dio a conocer sus contenidos.

La polémica llevó al entonces director nacional de Educación, Juan Pedro Mir, a proponer la elaboración de una política nacional que estableciera pautas de creación y difusión de textos, en consonancia con la política educativa nacional.

“Todos los países serios toman los materiales educativos como una política de Estado para evitar que a los gurises (niños) se les lave la cabeza ", dijo en ese momento.

Sin embargo, pocos meses después renunció a su cargo, afirmando que no estaban dadas las “condiciones” para cambiar el “ADN de la educación” en Uruguay.

Cargando