¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La U y liberales únicos que le jalarían a coalición pro paz en primera vuelta

Los demás partidos no estarían dispuestos a hacer la alianza con el santismo.

Si bien aún es prematuro, la propuesta de Humberto de La Calle agitó de nuevo el espectro político de cara a 2018.

Al presidente del Partido de La U Armando Bendedetti, quien ya había hecho esta sugerencia meses atrás, le suena, pero más adelante, cuando los partidos hayan escogido y medido sus candidatos porque ahora mismo ninguno va a querer renunciar a su opción de presentarse con su aspirante propio.

Para el senador liberal Luis Fernando Velasco existe el riesgo de que si no se hace la alianza en primera vuelta, los sectores que apoyaron el Sí no lleguen a la segunda y se corra riesgo de que llegue un presidente que quiera echar para atrás el acuerdo de paz.

Cambio Radical tiene como única opción a Germán Vargas y no participarán de ninguna alianza en la que el vicepresidente no sea el candidato.

Los verdes, que apoyaron a Santos en 2014, han manifestado que por ahora están enfocados en la bandera anticorrupción en la que no cabrían partidos de la Unidad Nacional.

Por el lado del Polo Robledo ha sido claro en que si él es el candidato su campaña será NI-NI, ni santista ni uribista, lo que da por descontada su participación en esa coalición que propone Humberto de La Calle.

Los conservadores dejaron para el segundo semestre de este año su convención para definir la candidatura presidencial y las fuerzas están inclinadas a llevar candidato propio y en este caso, Alejandro Ordóñez y Marta Lucia Ramírez son más proclives a una alianza pero con el Centro Democrático.

Otros sectores minoritarios podrían sumarse a esta iniciativa como ya lo hicieron en la segunda vuelta de 2014 pero no le darían impulso necesario a esta unión de partidos para ganar en la primera vuelta.

De todas formas nada está decidido ni descartado en ningún partido por ahora y esperarán hasta el último momento para tomar cualquier decisión frente a la reñida contienda electoral que se avecina.

Cargando