Escuche ahora

El Alargue


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

BRASIL ARGENTINA (Previsión)

Macri y Temer invocan el "efecto Trump" y piden acercar a México al Mercosur

Los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y de Brasil, Michel Temer, invocaron hoy el "efecto Trump" para proponer un acercamiento entre el Mercosur y México, país sobre el que afirmaron que "empieza a mirar hacia el sur con más decisión".

Brasilia, 6 feb (EFE).- Los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y de Brasil, Michel Temer, invocaron hoy el "efecto Trump" para proponer un acercamiento entre el Mercosur y México, país sobre el que afirmaron que "empieza a mirar hacia el sur con más decisión".

Macri realizó hoy una visita de Estado a Brasil y, así como lo hizo Temer, aprovechó un pronunciamiento conjunto para hablar de la necesidad de una mayor apertura del Mercosur, que según coincidieron ambos debe incluir a México, ahora en serios problemas con Estados Unidos, su principal socio comercial.

Sin citar directamente al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tanto Macri como Temer se refirieron a las "dudas" que se plantean en el comercio internacional y propusieron una "estrategia" para ampliar los horizontes del bloque que forman Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, del que Venezuela está actualmente suspendida.

"Que el 2017 sea un año de inflexión positiva para esta alianza estratégica" entre Brasil y Argentina, declaró Macri, quien invitó a Temer a "ser aliados y encarar juntos esta agenda", que pasa por "el fortalecimiento interno del Mercosur y sus relaciones con el mundo".

En particular, más allá del acuerdo que ya se negocia con la Unión Europea (UE), propusieron que el Mercosur, cuya presidencia semestral ejerce ahora Argentina, se aproxime con más decisión a la Alianza del Pacífico, que integran Chile, Perú, Colombia y México.

"Abordamos la necesidad de que el Mercosur promueva una mayor integración con los otros países de Suramérica y con México y de establecer una relación más próxima entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico", declaró Temer.

"Ante un mundo con tantas y tamañas incertidumbres" y "cuando gana fuerza una tendencia de desunión y proteccionismo", debe haber "más cooperación e integración", apuntó el mandatario brasileño.

En relación a México, Macri fue un poco más allá y dijo que "en esta nueva situación" ese país "empieza a mirar hacia el sur con más decisión", lo cual puede favorecer un acercamiento a los países de América Latina y, en especial, de Suramérica.

Incluso comentó que la víspera conversó con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, a quien le deseó que se alcance "un acuerdo razonable entre México y Estados Unidos en esta nueva etapa", pero a quien invitó también a aproximarse al Mercosur.

En relación al bloque, ambos mandatarios coincidieron además en que se debe avanzar en la eliminación de las barreras arancelarias que persisten entre sus socios y, en particular, entre los propios Argentina y Brasil.

En lo bilateral, Temer y Macri anunciaron que han pedido apoyo técnico al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para la creación de estándares técnicos, sanitarios y fitosanitarios comunes, que luego podrían ser "únicos" para los países del Mercosur, lo cual ayudaría a derrumbar otras barreras no arancelarias en el bloque.

En el marco de la visita de Macri, también fueron firmados sendos acuerdos en las áreas diplomática, consular y de fronteras, así como un convenio de cooperación entre las agencias de promoción de las exportaciones de ambos países.

Temer ofreció a la delegación argentina un almuerzo en el Palacio de Itamaraty, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, que dio lugar a una mayor informalidad, provocada en parte por las mesas, bautizadas con nombres de clubes de fútbol de ambos países, salvo la que ocuparon los mandatarios.

Macri, que fue presidente del club Boca Júniors, agradeció el gesto y aprovechó para bromear con el asunto. "En Argentina eso no habría sido posible. Todos se habrían ido a la mesa de Boca, porque somos la mitad más uno" de los hinchas argentinos, declaró.

Por tratarse de una visita de Estado, la agenda de Macri incluyó también sendas entrevistas con las autoridades de las cámaras de Diputados y del Senado, así como una audiencia con la presidenta de la Corte Suprema de Brasil, Carmen Lúcia Antunes, tras la cual tenía previsto regresar a Buenos Aires.