6AM Hoy por Hoy

Darío Arizmendi

04:00h - 12:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

colombia_y_panama

La frontera colombo-panameña: migración ilegal y drama de desplazados

Actualmente se encuentra en vigor la declaración conjunta que firmaron los presidentes en el 2014 para fortalecer lazos de cooperación en materia de inversión, turismo, entre otros.

Caracol Radio

A diferencia del resto de países con los que Colombia comparte frontera, la zona con Panamá es menos activa en materia comercial, pero se constituye como un desafío a la seguridad a ser el paso más concurrido para inmigrantes indocumentados que buscan llegar a Estados Unidos.

Actualmente se encuentra en vigor la declaración conjunta que firmaron los presidentes Juan Manuel Santos y Juan Carlos Varela en el 2014 para fortalecer lazos de cooperación en materia de inversión, turismo, infraestructura y seguridad.

"Es una frontera bastante dinámica, con grandes flujos migratorios de sur a norte porque estamos observando que Colombia se está convirtiendo, cada vez más, en un país en tránsito de migrantes", señaló en diálogo con Caracol Radio, el Representante de Acnur en Colombia, Jozef Merkx.

Merkx señala que la forma más usual en la que los migrantes provenientes de Cuba, Haití o países africanos transitan esta zona en su viaje hacia el norte es a través de embarcaciones pequeñas desde el puerto de Turbo hacia Panamá.

De acuerdo con el informe presentado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en el pasado mes de enero, en los últimos años en el marco de cooperación entre ambos países se ha profundizado el trabajo conjunto en los temas de lucha contra la droga y el tráfico de armas y el fortalecimiento de la seguridad, pero se ha descuidado el tema de los migrantes en esta zona.

"Esta perspectiva ha dejado en un segundo lugar la defensa y promoción de los derechos humanos de la población asentada y en movilidad en la zona, 253 por lo que superar el ciclo de violencia en una etapa de transición requiere repensar la relación binacional para responder a las necesidades de la población a través de intervenciones estructurales", señaló.

El informe destaca que fenómenos como la migración ilegal y el narcotráfico han hecho que la cooperación económica ya que las autoridades panameñas a través de su Servicio Nacional de Fronteras han intensificado los controles terrestres y marítimos, haciendo cada vez más estrictos los procedimientos para permitir el ingreso de los colombianos y cerrando la frontera a actividades como la pesca.

Según datos del ACNUR, en Panamá había 15,551 refugiados colombianos y 795 solicitantes de asilo pendientes de una decisión de su caso a finales del 2014, sin embargo, la precaria situación de instituciones locales ha sido una de las grandes dificultades para que los habitantes de las comunidades fronterizas accedana la reparación como víctimas del conflicto armado.