¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

En México pactan abrir un diálogo con actores políticos de EE.UU.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, acordó hoy con los gobernadores de los estados del país abrir espacios de diálogo con actores políticos relevantes de Estados Unidos para fomentar una presencia "propositiva" en esa nación.

"Hoy más que nunca, nos es muy relevante e importante abrir espacios de acercamiento y de diálogo con los actores políticos de los Estados Unidos, más allá de los que históricamente el Gobierno de México haya ya construido", señaló Peña Nieto en una reunión con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Durante el encuentro en la residencia presidencial de Los Pinos, Peña Nieto dio instrucciones al secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, para coordinar los esfuerzos de los estados y el Gobierno de la República para abrir esos espacios de diálogo.

El presidente señaló a los gobernadores que ante la nueva administración de Estados Unidos, encabezada por Donald Trump, "México habrá de negociar a partir de sus fortalezas, de lo que aporta, en lo que coopera y es importante para el país".

Asimismo, agradeció a los gobernadores la oportunidad de dialogar y de recoger propuestas que enriquezcan "la que el Gobierno tiene al plantarse frente a otro país soberano".

En la reunión el presidente y los gobernadores acordaron coordinar los esfuerzos para multiplicar las relaciones con interlocutores y actores políticos en Estados Unidos, así como las acciones de protección a los mexicanos en ese país.

El presidente ordenó la semana pasada destinar a la red de consulados en EE.UU. más de 1.000 millones de pesos (48 millones de dólares) adicionales para reforzar la protección de los mexicanos.

El presidente de la Conago y gobernador de Morelos, Graco Ramírez, dijo al terminar el encuentro de hoy que las casas de representación que los estados tienen en EE.UU. se sumarán a la red de consulados en defensa de los mexicanos.

"Vamos a convertirlas en defensorías legales de todos los connacionales para que sean atendidos inmediatamente al ser requeridos por las autoridades migratorias para defender sus derechos en Estados Unidos", dijo.

"Se va a congestionar el sistema judicial norteamericano (estadounidense) porque no vamos a permitir ningún acto unilateral violatorio de los derechos humanos y de lo que establecen los principios de convivencia sobre migrantes en todo el mundo", afirmó.

Cargando