¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PARAGUAY ABUSO

Investigan dos posibles casos de embarazo en niñas en Paraguay

La Fiscalía paraguaya informó hoy que investiga dos supuestos casos de embarazo infantil, que en el país se consideran fruto de abusos sexuales.

Miembros de la Fiscalía visitó hoy el hospital Reina Sofía, de la Cruz Roja Paraguaya, y pidieron información sobre dos menores de edad, de 9 y 11 años de edad, en el marco de una investigación penal iniciada a raíz de un pedido de la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (SNNA).

Según un comunicado de la Fiscalía, las autoridades del hospital declararon que la niña de 9 años no fue asistida ni estuvo internada en ese centro médico; mientras que la menor de 11 años asistió a varios controles de embarazo, pero tampoco estuvo ingresada allí.

La Fiscalía solicitó al hospital un listado completo de las menores de edad embarazadas internadas en el hospital o en el albergue anexo.

El embarazo en niñas menores de 14 años se considera como fruto de abusos sexuales en Paraguay, donde cada día un promedio de dos niñas de 10 a 14 años dan a luz bebés vivos, según cifras oficiales.

Los embarazos infantiles registraron un aumento del 62 % en la última década en Paraguay, según datos del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

Los casos de abusos sexuales a menores cobraron mayor repercusión mediática en Paraguay tras conocerse en 2015 el caso de una niña de 10 años embarazada a consecuencia de una violación supuestamente perpetrada por su padrastro.

La niña, conocida con el nombre ficticio de Mainumby para preservar su privacidad, dio a luz en Asunción luego de que el Gobierno de Paraguay rechazara una medida cautelar impuesta por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Organizaciones como el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem) lamentan que en Paraguay, donde el aborto está prohibido y castigado con penas de prisión, las niñas embarazadas como fruto de una violación se vean obligadas a continuar con su gestación y dar a luz.

Además, advierten de que estos "embarazos forzados", que definen como "tortura", ponen en riesgo la integridad física y psicológica de las niñas y atentan contra su derecho a la salud y la educación.

En 2015, el relator de la ONU sobre el derecho a la salud, Dainius Puras, pidió a Paraguay que despenalice el aborto en los casos de violación y abuso sexual, con especial atención a los embarazos en niñas de 10 a 14 años de edad.

Cargando