¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ARGENTINA DELINCUENCIA

Detienen en Argentina a brasileña acusada de encabezar "secuestros virtuales"

La Policía argentina detuvo en la localidad bonaerense de Lanús a una brasileña conocida como "La Gitana", que estaba prófuga, contaba con un pedido de captura y es acusada de encabezar una banda que realizaba "secuestros virtuales" (extorsión telefónica), informaron hoy fuentes oficiales.

"Esta mujer era intensamente buscada en Argentina y en Brasil y era la líder de una banda que en la provincia de Buenos Aires había cometido 32 secuestros virtuales, pero gracias a las tareas de inteligencia criminal pudimos ubicarla y detenerla", explicó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

La detenida, de 36 años y nacida en Sao Paulo, es Patricia Verónica Tan Ivanoff, quien ya tenía una sentencia firme y estaba condenada a cuatro años de prisión efectiva como cabecilla de una organización criminal conformada por personas de la colectividad gitana.

Según explicó la cartera ministerial en una nota de prensa, la banda había realizado los denominados "secuestros virtuales" en la zona de Las Flores y Azul, en la provincia de Buenos Aires.

Los "secuestros virtuales" son un engaño a través del cual alguien llama a un teléfono y cuando el interlocutor responde le advierten que tienen a, por ejemplo, un familiar secuestrado y que le matarán si no pagan un rescate.

El delincuente se aprovecha del temor de las víctimas y les impide colgar el teléfono para que no puedan comprobar que su ser querido está localizado, mientras les exige que efectúen una transferencia con el dinero que le piden.

Tres hombres que presuntamente integraban la banda que operaba en Argentina ya habían sido detenidos, y la investigación apunta a que "La Gitana" era quien elegía a las víctimas y las acciones a seguir para cobrar el dinero producto de la extorsión.

El operativo detectó que en los últimos días, Tan Ivanoff se encontraba en un domicilio de Lanús, y las pesquisas establecieron que la mujer había cambiado su imagen y tenía documentación a nombre de terceros, "para evadir su verdadera identidad".

Es así que en forma encubierta, agentes de la Policía Federal acudieron al lugar, donde identificaron y detuvieron a la acusada.

Cargando