¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

GAMBIA CRISIS (Previsión)

El expresidente Jammeh cede a las presiones diplomáticas y abandonará Gambia

El presidente saliente de Gambia, Yahya Jammeh, accedió hoy a entregar el poder al candidato elegido en las urnas el pasado diciembre, Adama Barrow, tras ceder a las presiones diplomáticas y la amenaza de intervención militar de un bloque de países de África Occidental.

Jammeh aceptó abandonar el país en una intensa jornada de negociaciones con mediadores regionales que, hasta el momento, se ha saldado con un principio de acuerdo, ya que sigue habiendo discrepancias sobre las condiciones reclamadas por el mandatario para su exilio.

Barrow fue el primero en informar a última hora de esta tarde a través de Twiiter de que su predecesor en el cargo había aceptado cederle el poder y se disponía a dejar el país que ha gobernado durante 22 años con mano de hierro.

"Quisiera informarles que Yahya Jammeh ha aceptado renunciar al poder y abandonar el país", dijo el nuevo mandatario gambiano a través de su cuenta oficial @BarrowOfficial1.

Sin embargo, el tuit fue borrado de su perfil poco después y su portavoz, Halifa Sallah, aclaró en rueda de prensa ofrecida en Banjul que Barrow "no estaba en condiciones de realizar una declaración de ese tipo mientras prosiguen las negociaciones", ya que "estaría fuera de las convenciones diplomáticas".

Los presidentes de Mauritania, Mohamed uld Abdel Aziz, y de Guinea Conakry, Alpha Condé, se han reunido desde primera hora de la mañana en Banjul con Jammeh.

Los mandatarios buscan dar una última oportunidad a Jammeh para acordar una salida pacífica al conflicto desatado por la negativa del autócrata a reconocer su derrota en los comicios y al nuevo presidente, que ayer juró el cargo en un acto celebrado en la Embajada de Gambia en Dakar.

Los presidentes pidieron a la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) que detuviera el avance de sus tropas sobre Banjul hasta que concluyera esta última reunión.

Los líderes de esta organización se habrían opuesto a las peticiones de Jammeh para conservar sus bienes y garantizar su absolución, según fuentes próximas a las negociaciones citadas por el diario Dakaractu.

Jammeh, que ha gobernado Gambia durante 22 años con mano de hierro, ha quedado totalmente aislado en los últimos días al haber sido abandonado por la mayoría de su gabinete y altos cargos de su Ejército, y tras haberle dado la espalda toda la comunidad internacional.

La CEDEAO, respaldada por el Consejo de Seguridad de la ONU y por la Unión Africana, ha mostrado una actitud vehemente desde el pasado diciembre frente a la resistencia de Jammeh a dejar el poder, que dijo por primera vez que no aceptaba los resultados electorales el pasado 9 de diciembre.

Después de que mediadores de África Occidental exigieran a Jammeh que dejara el poder en varias misiones diplomáticas al país, la organización regional, que agrupa a 15 países de la zona, desplegó en los últimos días en la frontera gambiana efectivos de Nigeria, Ghana, Mali, Togo y Senegal.

Las tropas senegalesas entraron finalmente en la tarde de ayer en Gambia, poco después de que Barrow tomara posesión de su cargo y de que la ONU expresara su "total apoyo" a las acciones de la CEDEAO.

Tras aceptar su derrota en los comicios el pasado 2 de diciembre, Jammeh dio marcha atrás para impugnar los resultados ante supuestos fallos en el recuento de los votos.

Desde entonces, la Unión Africana, la ONU y la comunidad internacional han pedido a Jammeh, en el poder desde hace 22 años, que se retire y acepte el veredicto de las urnas que refleja la voluntad del pueblo gambiano.

Cargando