¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EEUU OBAMA

Obama, convencido de que una mujer y un latino llegarán a la Casa Blanca

El presidente de EE.UU., Barack Obama, se mostró hoy convencido de que, tarde o temprano, habrá una mujer o un latino en la Casa Blanca y se mostró "optimista" respecto al futuro del país pese a la victoria de Donald Trump, que, según admitió, decepcionó hasta a sus hijas.

"Si seguimos manteniendo las oportunidades abiertas a todo el mundo, entonces, claro que sí, vamos a tener a una mujer presidenta, vamos a tener un presidente latino, vamos a tener a un presidente judío, a un presidente hindú", aseguró Obama en su última conferencia de prensa, dos días antes de abandonar el poder.

"Sospecho que en algún momento tendremos presidentes tan mezclados (en sus orígenes étnicos y su identidad) que nadie sepa realmente qué llamarlos, y eso estará bien", añadió.

Según Obama, tiene sentido que ascienda a la Casa Blanca "gente con mérito de cada raza, fe y esquina de este país", porque "cuando todo el mundo tiene una oportunidad" todo es "mejor".

Preguntado por cómo han procesado el resultado electoral sus hijas adolescentes Malia y Sasha, después de una campaña en la que sus padres se implicaron profundamente a favor de la candidata demócrata, Hillary Clinton, Obama reconoció que la victoria de Trump las "decepcionó".

"Pero les hemos enseñado la importancia de la resistencia y la esperanza, y que lo único que supone el fin del mundo es el mismo fin del mundo", subrayó Obama.

Aseguró que sus hijas, de 18 y 15 años, no tienden a "deprimirse" por temas como ese y saben que "tienen una responsabilidad" de implicarse en la vida cívica de su país para mejorarlo.

No obstante, "ninguna de ellas quiere meterse en política, y en eso se nota la influencia de su madre" Michelle Obama, que pese a ser probablemente la figura demócrata más popular del país ha descartado que vaya a competir por un cargo público en el futuro.

Obama aseguró que sus hijas forman parte de una generación joven que le hace ser "muy optimista" sobre el futuro del país, y utilizó su historia para enviar un mensaje a los millones de estadounidenses decepcionados por la inminente llegada al poder de Trump: "las cosas van a ir bien".

"Solo tenemos que luchar por ello, tenemos que trabajar por ello y no darlo por sentado", afirmó el mandatario saliente.

Cargando