¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BRASIL CÁRCELES

Varios estados de Brasil piden a Temer la presencia del Ejército en fronteras

Varios estados del norte y el centro-oeste de Brasil pidieron hoy al presidente del país, Michel Temer, extender el uso del Ejército no solo para realizar inspecciones en las cárceles, sino también para combatir el tráfico de drogas y armas en las regiones fronterizas.

"La única solución es el Ejército en las fronteras. La situación es de seguridad nacional. Hay una necesidad justificada de manutención de orden y paz. El Ejército en las fronteras es el gran pedido de los gobernadores y que el presidente prometió responder", afirmó a periodistas el gobernador de Rondônia, Confúcio Moura.

Temer se reunió hoy en Brasilia con los gobernadores y los secretarios de Seguridad Pública de los estados de Acre, Roraima, Tocantins, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Amazonas, Rondônia, Amapá y Pará con la intención de buscar soluciones para contener una de las peores crisis carcelarias de la historia de Brasil.

Desde que comenzó el año, más de 130 presos han sido brutalmente asesinados en el interior de diferentes cárceles de Amazonas, Roraima y Río Grande do Norte en enfrentamientos entre bandas criminales rivales, que se suman a los habituales problemas de hacinamiento y las pésimas condiciones del sistema penitenciario.

El Gobierno Federal, además de presentar un Plan de Seguridad Nacional y prometer más recursos para modernizar los penales, ha puesto a disposición de los 27 gobernadores del país 1.000 militares para actuar en las cárceles, aunque solo para realizar inspecciones y retirar los productos ilícitos que allí encuentren.

Sin embargo, los gobernadores que se reunieron hoy con Temer presentarán la tarde de este miércoles un pedido conjunto para solicitar la actuación de las Fuerzas Armadas no solo en las cárceles, también en las fronteras del país, confirmó Moura.

"Toda la situación de las cárceles brasileñas, la violencia en Brasil, todo el mundo sabe que viene del tráfico de drogas. Y esa droga entra por nuestros estados", agregó.

Brasil tiene la tercera mayor frontera del mundo, con cerca de 17.000 kilómetros cuadrados, limítrofe con diez países suramericanos, una franja donde están situadas 710 localidades, según datos oficiales del Gobierno.

Cargando