Escuche ahora

Hora 20


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

YIHADISTAS FILIPINAS

Abu Sayyaf libera a dos rehenes secuestrados desde octubre en Filipinas

El grupo yihadista Abu Sayyaf liberó hoy en la isla de Joló, en el sur de Filipinas, a un surcoreano y a un filipino que mantenía secuestrados desde el asalto a un carguero el pasado mes de octubre.

El surcoreano Park Chul-hong, de 38 años, y el filipino Glenn Alindajao, de 31, "han partido de regreso a casa con sus familias tras dos meses y medio de cautiverio en manos de los secuestradores", indicó a Efe la portavoz de la Oficina Presidencial filipina en Manila, Patmei Ruivivar.

Park era el capitán y Alindajao un miembro de la tripulación del carguero de bandera surcoreana Dong Bang Giant 2.

El jefe negociador filipino y asesor de la Presidencia para el Proceso de Paz, Jesus Dureza, presentó en una breve rueda de prensa televisada a los rehenes en la localidad sureña de Joló, donde aterrizaron en avión tras ser liberados a primera hora del día.

Dureza aseguró que no se pagó rescate alguno a cambio de la liberación, pero otras fuentes aseguraron a medios locales que se entregaron 25 millones de pesos (470.000 euros, 502.000 dólares) a los secuestradores.

El Dong Bang Giant 2 fue abordado el pasado 21 de octubre por diez asaltantes de Abu Sayyaf cerca de la boca meridional del Pasaje de Sibutu, un canal marítimo de unos 30 kilómetros de ancho entre el Océano Pacífico y el mar de China Meridional utilizado habitualmente por la marina mercante.

Frente al Pasaje de Sibutu se hallan las islas Tawi-Tawi, que junto con el cercano archipiélago de Sulu son los lugares de Mindanao donde operan más frecuentemente los milicianos de Abu Sayyaf.

El Dong Bang Giant 2, de unas 11.400 toneladas de peso, fue el primer buque de gran tamaño atacado por el grupo islamista, que hasta entonces solo había abordado pequeños barcos de pescadores.

En el momento del ataque había otros 20 tripulantes en el barco que lograron encerrarse en la cabina y así evitar ser secuestrados.

Abu Sayyaf ha intensificado su actividad en el último año, secuestrando a decenas de personas en las aguas del suroeste de Filipinas y el noreste de Malasia, muchos de ellos tripulantes de embarcaciones que navegaban por la zona.

Los terroristas mantienen en su poder actualmente a otros 21 rehenes, de los que cuatro son filipinos, siete malasios, seis vietnamitas, dos indonesios, un alemán y un holandés, según las autoridades.