Escuche ahora

Noticiero del Mediodía


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La marihuana ayuda con algunas dolencias pero empeora otras

Está en desarrollo un estudio en Colorado sobre los efectos de la marihuana para tratar el síndrome del estrés postraumático.

Bernell C.C Pixabay

La marihuana alivia los dolores físicos y ayuda a dormir pero también puede incrementar el riesgo de sufrir esquizofrenia, indica un estudio.

El estudio, de una comisión asesora del Gobierno, recomienda que se hagan más experimentos con marihuana y con otros estupefacientes a fin de aclarar cuáles son sus ventajas y desventajas.

La falta de datos sobre el tema, dice el documento, constituye un peligro para la salud pública, dice el reporte de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos.

Advierte que pacientes, médicos y dirigentes políticos necesitan pruebas empíricas para poder tomar decisiones acertadas en el campo de la salud.

Los expertos revisaron los estudios relevantes realizados desde 1999, y derivaron de ahí casi 100 conclusiones sobre los potenciales beneficios y riesgos del uso medicinal de la marihuana.

Hay varias razones por las cuales faltan datos sobre el tema. Si bien es verdad que el gobierno estadounidense ha aprobado algunos medicamentos que contienen ingredientes hallados en la marihuana, sigue clasificando a la marihuana como una sustancia ilegal e impone numerosas restricciones a los experimentos sobre su uso. Por ello los científicos tienen que soportar engorrosos trámites burocráticos para poder realizar esos experimentos, y muchas veces se les hace imposible.

El reporte añade que la prioridad dada a los estudios sobre las desventajas de la marihuana entorpece la realización de estudios sobre las ventajas. La gama de productos derivados disponibles para la realización de estudios se ha reducido, aunque el gobierno ha aumentado la cantidad de suplidores aprobados.

28 estados y el Distrito de Columbia han legalizado la marihuana para usos medicinales, y ocho de esos estados, además del distrito, han también aprobado su uso para fines recreacionales.

El estudio, por ejemplo, halló que la marihuana alivia el dolor crónico y que sustancias afines alivian las náuseas que acompañan a la quimioterapia. En distintos niveles, también se ven beneficios en el alivio de los espasmos o calambres musculares característicos de la esclerosis múltiple.

Hay también indicios de que la marihuana o sustancias afines estimulan el apetito en la gente que sufre de sida o de VIH, y atenúan los efectos del síndrome de estrés postraumático. Pero el estudio aclara que no hay evidencias fehacientes de que la marihuana sirve para tratar el cáncer, la inflamación intestinal, la epilepsia, el mal de Parkinson o las adicciones.

Sin embargo, informa que está en desarrollo un estudio en Colorado sobre los efectos de la marihuana para tratar el síndrome del estrés postraumático.