Escuche ahora

Dos y Punto

Diana Montoya


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

EEUU TRANSICIÓN

Más del 50 % de estadounidenses desaprueba transición de Trump, dice encuesta

El 51 % de los estadounidenses desaprueba la actuación de Donald Trump en el periodo de transición hasta su investidura como presidente de EEUU, indica una encuesta publicada hoy por la empresa demoscópica Gallup.

A una semana de que el polémico magnate jure el cargo, sólo el 44 % de los 1.032 adultos consultados apoyan "la forma en la que está manejando su transición presidencial", según el sondeo, hecho del 4 al 8 de enero y con un margen de error del 4 %.

Esos datos implican un retroceso de la popularidad de Trump respecto a una encuesta similar de Gallup elaborada entre el 7 y el 11 de diciembre pasado, en la que el 48 % respaldaba su proceso de transición, el mismo porcentaje que lo que criticaba.

"El presidente electo Donald Trump sigue obteniendo una aprobación históricamente baja de su actuación durante la transición", afirmó la encuestadora en un comunicado.

Los índices de desaprobación del multimillonario republicano son los peores que logra un presidente electo desde que Gallup empezó a hacer ese tipo de encuestas en 1992.

El presidente saliente, el demócrata Barack Obama, obtuvo por estas fechas en 2009 una aprobación del 83 % y únicamente una desaprobación del 12 %.

En 2001, el republicano George W. Bush, que, al igual que Trump, ganó las elecciones de 2000 pese a perder en el voto popular, contaba con una aprobación del 61 %, frente a un rechazo del 25 %.

Parecida puntuación conseguía el demócrata Bill Clinton en 1993, con una aprobación del 68 % y una disconformidad del 18 %.

Trump ganó las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre debido al sistema del Colegio Electoral, en el que cada estado adjudica al ganador de la demarcación territorial un número de compromisarios estimado conforme a su peso demográfico y equivalente al número de sus representantes en el Congreso.

Sin embargo, el multimillonario neoyorquino perdió en el voto popular frente a la demócrata Hillry Clinton, quien obtuvo casi tres millones de sufragios más que Trump.

La transición del magnate hacia la Casa Blanca se ha visto marcada, entre otras cuestiones, por el escándalo de los supuestos cibertaques, atribuidos por EEUU a Rusia, para influir en el resultado de los comicios en favor del hoy presidente electo.

El multimillonario se ha mostrado escéptico con esa conclusión, avalada por los servicios de espionaje estadounidenses, que considera un intento de deslegitimar su victoria electoral.