¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EEUU JUSTICIA

La Casa Blanca no descarta el perdón a Manning y se lo niega a Snowden

La Casa Blanca reconoció hoy el arrepentimiento mostrado por la exsoldado Chelsea Manning, fuente de las filtraciones de WikiLeaks, y no descartó que pueda ser perdonada, mientras que reiteró la gravedad de las acciones de Edward Snowden, que desenmascaró programas de espionaje en 2013.

Esta semana, el canal NBC aseguró que Manning, condenada a 35 años en un tribunal militar por filtrar centenares de miles de documentos clasificados en 2010, estaba siendo seriamente considerada para un último perdón presidencial de Barack Obama, antes de que el mandatario abandone su cargo.

En una rueda de prensa, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, aseguró hoy que "hay una gran diferencia entre Chelsea Manning y Edward Snowden", ya que la primera "fue sentenciada y reconoció la gravedad de sus actos".

"Por el contrario, Snowden huyó y se refugió en (Rusia) un país que ha intentado minar la confianza en nuestra democracia", continuó.

Earnest admitió que las filtraciones de Manning, que incluían cables diplomáticos e informes de las guerras de Irak y Afganistán, fueron "dañinos para la seguridad nacional", pero las de "Edward Snowden fueron mucho más graves y mucho más peligrosas".

Snowden, excontratista externo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), reveló programas de espionaje secretos que permitían registrar datos de llamadas y otras comunicaciones de estadounidenses sin permiso expreso de una orden judicial, algo que contraviene la Constitución, además de espiar a aliados extranjeros.

Earnest no quiso adelantar si Obama garantizará el perdón a Manning, quien lo solicitó en 2013, poco después de ingresar en una prisión militar del estado de Kansas, donde ha intentado quitarse la vida en dos ocasiones.

Manning, que además ha iniciado en el presidio un tratamiento de cambio de sexo de hombre a mujer, dijo en una entrevista publicada hoy por el diario The New York Times que espera poder comenzar una nueva vida a sus 29 años tras las filtraciones de WikiLeaks y su detención en 2010.

"No pido el perdón de mi condena. Entiendo que las consecuencias colaterales de mi condena militar se mantendrán en mi historial para siempre. Lo que pido es la primera oportunidad para vivir mi vida fuera de USDB (la prisión militar) como la persona que quiero ser", dijo en la entrevista.

El pasado martes, Snowden, exiliado en Rusia, pidió a Obama en Twitter que si solo puede realizar un acto de clemencia antes de la toma de posesión de su sucesor, el republicano Donald Trump, que libere a Manning, porque "solo usted puede salvarle la vida".

Cargando