Escuche ahora

6AM Hoy por Hoy

Darío Arizmendi


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Internacional

EEUU CUBA EXILIADOS (Previsión)

Giro en política hacia Cuba crea en Miami sorpresa, rechazo e incertidumbre

El repentino fin de la política que amparaba desde 1995 a los cubanos que lograban poner pie en EE.UU. generó hoy en Miami otra catarata de opiniones a favor y en contra, temores de un éxodo masivo desde Cuba e incertidumbre sobre lo que sucederá con los que lleguen a partir de ahora.

Miami (EE.UU.), 13 ene (EFE).- El repentino fin de la política que amparaba desde 1995 a los cubanos que lograban poner pie en EE.UU. generó hoy en Miami otra catarata de opiniones a favor y en contra, temores de un éxodo masivo desde Cuba e incertidumbre sobre lo que sucederá con los que lleguen a partir de ahora.

No es por casualidad que varios medios locales publicaron hoy artículos con títulos como "Todo lo que necesita saber sobre los cambios en la política migratoria de Estados Unidos hacia Cuba".

Desde hace más de cinco décadas algunos cubanos en EE.UU. pasan días esperando en secreto la llegada de familiares que deciden abandonar la isla y estos días no son una excepción.

Precisamente la Guardia Costera, que desde el pasado 1 de octubre ha interceptado a más de 1.800 cubanos que trataban de llegar a EE.UU. por mar, se dirigió hoy a los cubano-estadounidenses para pedirles que "desalienten a la gente de Cuba" de hacer un viaje "peligroso e ilegal".

En un comunicado, los guardacostas estadounidenses subrayaron que "mantienen una solida presencia en el estrecho de Florida, el Caribe y el Golfo de México" y que sus navíos, lanchas y aviones, dotados de un personal "altamente preparado", siguen dispuestos a "detener cualquier intento de inmigración ilegal a Estados Unidos".

El comunicado advierte a quienes intenten llegar por mar que serán "detenidos e repatriados" de acuerdo con lo que dicen la ley estadounidense y los acuerdos internacionales.

No hay por ahora informaciones de cubanos llegados por mar después del anuncio del fin de la política conocida como "pies secos/pies mojados", pero, según canales de televisión, el ingeniero Yuniesky Marcos Roque y su hijo Kevin, de 7 años, fueron los últimos cubanos que entraron por tierra, por un cruce en Texas, amparados en esa política que ya es historia.

El presidente saliente de EE.UU., Barack Obama, al anunciar este jueves el cambio, que abarca también un programa específico para médicos cubanos, lo encuadró en el proceso de normalización de los lazos con Cuba iniciado a fines de 2014.

Dicho proceso, que llevó al restablecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales en 2015, lejos de detener el flujo continuo de cubanos a EE.UU., lo incrementó, según los datos de los organismos oficiales estadounidenses.

Tampoco ha disminuido la represión de la oposición en Cuba, según organismos de derechos humanos.

La Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU., que se declaró hoy "decepcionada" por el fin de la política "pies secos/pies mojados", señaló que "la violación de los derechos humanos básicos sigue siendo una realidad para algunos cubanos".

De acuerdo con el obispo de Austin, Joe Vásquez, presidente de la Comisión de Migraciones de la conferencia episcopal, el "cambio repentino" de política hará "más difícil" que hallen protección grupos vulnerables, como solicitantes de asilo, niños y víctimas de tráfico humano.

La numerosa comunidad cubana en Florida está dividida en torno al fin de la política que ha ayudado a engrosar sus filas, aunque parecen ser más quienes están en contra.

Carlos Bant, que fue capitán de barco durante al menos una década en Cuba y llegó a Miami por mar el 15 de julio de 1999, expresó hoy a Efe: "como nacionalizado estadounidense, estoy de acuerdo 100 por ciento con la nueva medida aprobada ayer".

Pero "como cubano que todavía me siento, lamento mucho la eliminación de la última vía de escape de la gente en Cuba que les aseguraba al llegar aquí por mar un futuro mejor y una independencia política a las personas", agregó.

El influyente diario El Nuevo Herald consideró hoy en su editorial que es una "concesión" del presidente Obama al mandatario cubano, Raúl Castro, que había exigido el fin de la regla de los "pies secos/pies mojados", así llamada porque solo podían beneficiarse quienes llegaran a tocar tierra estadounidense.

"Se puede estar a favor o en contra de la medida, pero es asombroso que el presidente Obama, a quien solo le queda una semana en la Casa Blanca, haya puesto fin a una política de importancia vital en Miami", resalta el editorial.

El periodista y escritor cubano Carlos Alberto Montaner dijo hoy a Efe que "la política cubana" del presidente Obama "está llena de mentiras" y opinó que la de ayer fue su última concesión a Castro.

Montaner destacó además la "incógnita" que se generan por el hecho de que la Ley de Ajuste Cubano, que permite que una persona de origen cubano "acceda a la residencia legal al año y un día de haber llegado" a territorio estadounidense, no haya sido derogada.

Hasta ahora el presidente electo Donald Trump no se ha pronunciado sobre la medida tomada por Obama, pero en febrero pasado cuando era candidato a la nominación dijo a un diario de Tampa que era "injusto" el trato preferencial a los cubanos.