Escuche ahora

Lo más Caracol

Carlos Castro Arias


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

HONDURAS D.HUMANOS

Denunciarán a nivel internacional a ombudsman hondureño por violar derechos

El Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras, Roberto Herrera Cáceres, será denunciado a nivel nacional e internacional por violentar garantías de los empleados del mismo organismo, dijo hoy la subcomisionada adjunta de la institución, Linda Rivera, a quien despidió el jueves.

Rivera, una reconocida abogada hondureña defensora de derechos humanos, dijo a periodistas que Herrera Cáceres argumenta que la despidió porque no le ha dado prestigio al estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (Conadeh).

Agregó que Herrera Cáceres es un "ególatra" y que no acepta la destitución porque sus argumentos para despedirla no se justifican.

Señaló que son varios empleados del Conadeh a los que les ha violentado sus derechos o despedido, negándoles prestaciones laborales alegando que no hay presupuesto, lo que según la denunciante es falso.

Rivera afirmó que hay un fondo de casi seis millones de lempiras (unos 235.700 dólares) destinado para el pago de personas que en todo un año no fueron nombradas en sus cargos, y al ocurrir eso, los recursos se destinan "directamente para prestaciones" laborales.

Entre los empleados a quienes el ombudsman le ha violentado sus derechos figura una secretaria con discapacidad física que trabajó durante 22 años en la institución, quien tuvo que librar una dura lucha para que le pagaran sus prestaciones, dijo Rivera.

El defensor hondureño, quien no ha respondido a las denuncias de la subcomisionada, fue el primer secretario general del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

Empleados que han preferido no identificarse por temor a represalias han denunciando supuestos atropellos a sus derechos por parte de Herrera Cáceres, quien además se mostró muy molesto cuando en el Conadeh se creó un sindicato, según Rivera.

El sindicato en el Conadeh habría sido creado precisamente por atropellos del funcionario, quien fue electo para el cargo en abril de 2014 por el Parlamento hondureño.

Rivera dijo que "el gran malestar" del defensor es porque "no bajé la cabeza y disentí con él en un montón de situaciones".

"Él planteaba ciertas cosas que a mí no me parecían, yo no salí al público nunca a decir nada de lo que yo disentía en relación a él, me mantuve en el plano que me correspondía como segunda porque sé que él es el titular", añadió.

Señaló además que Herrera Cáceres cayó en abuso de autoridad con otro empleado de su confianza, identificado como Eugenio González, al usurpar funciones de los comisionados adjuntos del organismo.

"Hay incumplimiento de la Ley Orgánica del Conadeh y de la Constitución de la República, aquí estamos para defender los derechos humanos de las personas y el hostigamiento que ha habido contra mi persona y de otras personas que no dicen nada y bajan la cabeza", enfatizó la denunciante.

Agregó que Herrera Cáceres pretende dirigir el organismo como si se tratara de una hacienda privada.

"Él cree que este es su dominio y que puede hacer lo que quiera, yo le reclamé que la normativa de la institución fue creada para favorecer al pueblo hondureño", dijo la segunda adjunta del Conadeh.

La situación en la entidad será conocida por la oficina del Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Tegucigalpa y otras instancias internacionales.

Roberto Herrera Cáceres es presidente del Consejo Centroamericano de Procuradores y Procuradoras de Derechos Humanos (CCPDH) y vicepresidente de la Federación Iberoamericana de Ombudsman (FIO), organismos ante los que también será denunciado.

En marzo de 2016 la prensa local denunció que el defensor, durante una gira de 18 días por Portugal y Suiza, tramitó viáticos para su esposa, Sandra Medina Nones, a quien habría llevado como asistente "protocolar", sin ser empleada del Conadeh.

Al respecto, el asistente Eugenio González dijo que Herrera Cáceres solicitó que le tramitaran los pasajes, pero que los gastos de su esposa los asumía él.