Sanamente

Santiago Rojas

23:00h - 23:59h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

EGIPTO ATENTADO

La policía egipcia mata a diez terroristas que atentaron el lunes en el Sinaí

La policía egipcia anunció hoy la muerte de diez terroristas que supuestamente participaron en dos ataques contra sus efectivos, el pasado lunes, en la península del Sinaí, en los que, según el Ministerio del Interior, murieron 8 agentes y un civil.

Según un comunicado del Ministerio de Interior, los terroristas fallecieron en un tiroteo con las Fuerzas Antiterroristas de la Policía egipcia en un barrio de la ciudad de Al Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí.

La nota indica que las informaciones obtenidas sobre los atacantes, pertenecientes al grupo Wilayat Sina (filial egipcia del grupo yihadistas Estado Islámico) condujeron a las fuerzas de seguridad a una casa situada en el barrio de Ard al Gamiiya.

Según el relato oficial, cuando las fuerzas antiterroristas egipcias irrumpieron en el edificio, sus ocupantes dispararon contra los agentes.

La nota fue difundida en la página oficial de Facebook del Ministerio de Interior, junto a un vídeo en el que se muestra a varias personas muertas en distintas estancias de una vivienda junto a varias armas automáticas

El pasado día 9, hombres armados atacaron dos puestos de control de la Policía en las inmediaciones de la ciudad de Al Arish, en la provincia del Norte del Sinaí, una región que el Gobierno ha declarado zona de exclusión militar.

En una primera acción, los terroristas pusieron un coche bomba cerca de un puesto policial y después atacaron a los agentes con fusiles y granadas.

Según el Ministerio de Interior, unos 20 terroristas participaron en ese ataque y 5 de ellos murieron en el enfrentamiento.

El segundo ataque, lanzado por pistoleros, fue efectuado en otro puesto de control al sur de la ciudad, donde murió un policía.

Los atentados contra puestos de control de la Policía y el Ejército egipcios son frecuentes en el norte del Sinaí y se han multiplicado desde el golpe de Estado que el 3 de julio de 2013 derrocó al presidente Mohamed Mursi, islamista.