Escuche ahora

Noticiero del mediodía

Fidel Franco y Darcy Quinn


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

CHIPRE REUNIFICACIÓN (Previsión)

Reunificación Chipre entre lo posible e imposible, con negociación en pausa

Greco y turcochipriotas entraron hoy en una breve pausa en las negociaciones de reunificación de Chipre, a las que Turquía, Grecia y el Reino Unido se han incorporado como garantes, haciendo más compleja la búsqueda de un arreglo que a veces parece posible y a ratos inalcanzable.

Ginebra, 13 ene (EFE).- Greco y turcochipriotas entraron hoy en una breve pausa en las negociaciones de reunificación de Chipre, a las que Turquía, Grecia y el Reino Unido se han incorporado como garantes, haciendo más compleja la búsqueda de un arreglo que a veces parece posible y a ratos inalcanzable.

El enviado especial de la ONU para Chipre, Espen Barth Eide, destacó, sin embargo, que se han conseguido avances inéditos con respecto a todos los intentos infructuosos de negociación que hubo desde la partición de la isla, en 1974.

"Quiero subrayar que todo lo que ha pasado en la última semana de negociaciones no había sucedido antes (...) el intercambio de mapas entre los líderes de las comunidades greco y turcochipriota, la reunión de los garantes con las partes y las conversaciones sobre las garantías de seguridad" para Chipre, destacó Eide.

De ese modo, el representante de la ONU resumió lo sucedido en la última semana de negociaciones en Ginebra, donde por primera vez los líderes grecochipriota y turcochipriota se reunieron con enviados de los gobiernos turco, griego y británico para discutir sobre la modificación de las garantías de seguridad que los tres asumieron en un tratado de 1960, año de la independencia de Chipre.

Es por esta razón que cuando en 1974 hubo un intento de golpe de Estado por parte de los grecochipriotas, alentado por la Junta de Coroneles que dirigía Grecia, Turquía invadió la parte norte en defensa de la comunidad turcochipriota, que se separó del resto,tras lo que las tropas turcas ocuparon el 36,2 % del territorio chipriota.

Por su parte, el Reino Unido tiene dos bases militares en la parte grecochipriota circundadas por áreas agrícolas y residenciales que, en total, representan el 3 % del territorio de la isla y que pertenecen a la Corona británica.

El Gobierno de Londres ha prometido que en caso de un acuerdo de reunificación devolverá cerca de la mitad de ese territorio, aunque conservaría el control de las instalaciones militares.

Otro hecho sin precedentes fue el acto de intercambio de mapas entre el líder grecochipriota, Nikos Anastasiadis, y el turcochipriota, Mustafá Akinci.

Ambas revelaron no solo hasta dónde están dispuestas a ceder en sus aspiraciones territoriales, sino cuál es la línea de demarcación que proponen.

A partir de allí se formaría, según los términos que se plantean en esta negociación, un Estado federal, bicomunal y bizonal, pero con una sola nacionalidad, una personalidad jurídica internacional única y miembro de la Unión Europea.

El asunto es complejo y ambos políticos ya han manifestado insatisfacción con el mapa del otro, aunque Anastasiadis ha reconocido hoy que el turcochipriota "incluye una parte importante de retornos de desplazados".

De alrededor de 150.000 grecochipriotas desplazados del norte a sur tras la invasión turca (45.000 turcochipriotas lo hicieron en sentido inverso), la parte grecochipriota pide el retorno de 91.000, aunque se da por sentado que los que no vuelvan recibirán compensaciones después de 42 años de despojo.

"Si conseguimos algo satisfactorio, entonces tendremos la solución", dijo a la prensa Anastasiadis en tono alentador.

En un actitud opuesta y como un jarro de agua fría cayó, en cambio, la advertencia que casi simultáneamente hacía desde Ankara el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de que su país nunca abandonará la isla de Chipre, en referencia a los 30.000 soldados que tiene allí estacionados.

El Gobierno griego salió poco después a reclamar el fin de la ocupación turca, haciendo evidente una vez más que la solución después de veinte meses de negociación puede escaparse de las manos en la recta final.

Una estrategia de Eide para evitar que esto ocurra es continuar a la mayor brevedad con las negociaciones, que se reanudarán en Chipre para todos los temas aún abiertos, con excepción del referido a garantías de seguridad, que involucra a los tres garantes.

Este será tratado en Ginebra partir del próximo miércoles por los viceministros con el fin de convertir lo que Eide describió hoy como "ideas" en propuestas estructuradas, tras explicar que el tema de seguridad engloba tanto aspectos internos (policía y judicatura, entre otros) como externos (defensa).

Con esta tarea al frente, el enviado especial de la ONU dijo que "no hay tiempo que perder" y pidió "no perder el ímpetu y utilizar los próximos días lo mejor que podamos" en pos del ansiado acuerdo.