Escuche ahora

Hora 20


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

CHIPRE REUNIFICACIÓN

Akinci aboga por algún tipo de garantía de Ankara pero buscando un equilibrio

El líder turcochipriota, Mustafá Akinci, recalcó hoy que la comunidad turca de Chipre quiere "algún tipo de garantía" de seguridad por parte de Turquía en una isla reunificada con los grecochipriotas, pero abogó por hallar un "equilibro" y por no enrocarse en una posición negociadora "innegociable".

"La realidad es que los turcochipriotas quieren sentirse seguros, pero coincidimos en que la seguridad de una de las comunidades no debe ir en detrimento de la otra y la cuestión es cómo encontrar el equilibrio" que satisfaga a ambas, señaló Akinci en rueda de prensa.

"Los turcochipriotas sienten la necesidad de contar con algún tipo de garantía por parte de Turquía", recalcó.

"¿Cómo podemos lidiar con este tema para que pueda ser también aceptable para todas las otras partes? Estamos aquí para abordarlo. Pero necesitamos tiempo para hacerlo y el problema es si una parte dice cero soldados y cero garantías y la otra dice que esto es intocable, entonces no hay margen para la negociación", indicó.

Cualquier solución que se acuerde al respecto en el marco de las negociaciones de paz para reunificar Chipre deberá pasar por la aprobación del Reino Unido, Turquía y Grecia, que firmaron en 1960 un tratado que los convirtió en garantes de la seguridad e independencia de la isla y les da derecho a intervenir militarmente en ella si fuera necesario para restablecer el orden constitucional.

Turquía invadió la parte norte de Chipre en 1974, al ver amenazada a la minoría turcochipriota tras el golpe de Estado auspiciado por la junta de coroneles de Grecia y aún mantiene 30.000 soldados en la isla.

Los grecochipriotas y Grecia quieren la retirada de las tropas y la abolición del sistema de garantías al considerarlo un anacronismo e innecesario para un país que pertenece desde 2004 a la Unión Europea (UE) en tanto que Ankara ha dicho que no abandonará Chipre ni dejará sin protección a los turcochipriotas.

Akinci señaló que Turquía es solo una de las partes que deben acordar el futuro sistema, al igual que Grecia y el Reino Unido, país este último que "no parece tener ningún interés en seguir siendo garante".

Grecia por su parte tiene vínculos con los grecochipriotas, la comunidad mayoritaria en la isla y la República de Chipre es la única reconocido internacionalmente y es miembro de la UE y de la ONU.

Por contra, en la República Turca del Norte, solo reconocida por Ankara, "somos menos, estamos aislados y la única seguridad que hemos sentido hasta ahora vino de Turquía", dijo Akinci.

"Pero este sistema pertenece a 1960 y ahora estamos en 2017", indicó y se dijo abierto a adaptarlo a los nuevos tiempos.

Preguntado si defiende un periodo transitorio de entre 10 y 15 años para el mantenimiento del sistema de garantías y seguridad actual, Akinci vinculó esta cuestión a la presidencia rotatoria que defiende y que rechazan los grecochipriotas.

No se puede prescindir de las garantías "desde el primer día", señaló, porque hay que crear antes un diferente clima psicológico, económico y social que permita revisar el modelo "cuando llegue el momento adecuado".

"Si vemos tres mandatos consecutivos de presidencia turcochipriota, y los grecochipriotas pueden digerir esto, entonces tendremos un nuevo clima psicológico, dijo.