Escuche ahora

Carrusel Caracol


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Economía

EEUU TIROTEO

Reabre el área del aeropuerto de Florida (EE.UU.) en donde ocurrió un tiroteo

El área de recogida de equipajes del aeropuerto de Fort Lauderdale, en el sur de Florida (EE.UU.), en donde hace justo una semana se registró un tiroteo, reabrió hoy tras una breve ceremonia en honor a las víctimas del suceso.

Autoridades policiales y directivos aeroportuarios, además de varios trabajadores del aeródromo, se congregaron hoy en la zona de recogida de equipajes de la terminal 2, donde el pasado viernes Esteban Santiago, un exmilitar que sirvió en Irak, inició un tiroteo que acabó con la vida de cinco personas e hirió de bala a otras seis.

Durante el acto, Barbara Sharief, la alcaldesa del condado Broward, donde se asienta el aeropuerto, leyó los nombres de las cinco víctimas mortales, en cuyo honor se colocaron cinco rosas blancas y poco después del acto el público empezó a dejar ofrendas.

"Es difícil de entender y aceptar que cinco personas inocentes perdieron la vida por un acto de maldad sin sentido", manifestó emocionada Sharief.

Esta zona de recogida de equipajes volvió a operar desde la tarde de hoy, con nuevas alfombras y las paredes y techos pintadas, exactamente una semana después de que Santiago, un joven de 26 años de origen puertorriqueño y que reside en Alaska, abriera fuego con una pistola semiautomática.

El exmilitar, que ha sido imputado de varios cargos federales que podrían acarrearle la pena capital, reconoció a las autoridades que planeó el ataque y viajó desde Anchorage (Alaska) hasta Fort Lauderdale para realizar el tiroteo.

Las autoridades desconocen por el momento las motivaciones del ataque, y no han descartado que pueda tratarse de un acto terrorista.

De acuerdo con la última información del hospital Broward Health Medical Center, aún quedan hospitalizados tres heridos, dos de ellos como consecuencia de las heridas de bala.

De los tres heridos, uno de ellos se halla en condición estable, otro está grave y el estado del tercero es crítico, según informó el miércoles el centro médico.

Santiago, que presuntamente padece un trastorno psicológico, se entregó a la Policía cuando se le acabaron las balas que junto con el arma facturó en la única maleta con la que viajó.

Según testigos, recogió su maleta, fue al baño, regresó a la sala de recogida de equipajes y empezó a disparar a la cabeza a las personas con las que se iba encontrando en su camino.

La escena fue recogida por las cámaras de seguridad del aeropuerto y uno de los videos fue publicado por diversos medios.