Escuche ahora

Una voz en el camino

Ley Martin


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

JPMORGAN RESULTADOS

JPMorgan Chase, el mayor banco de EEUU, cierra 2016 con un beneficio récord

El grupo bancario estadounidense JPMorgan Chase, el mayor del país, presentó hoy unos sólidos resultados que incluyen un beneficio récord en el ejercicio pasado y un aumento del 24 % en sus ganancias del cuarto trimestre.

"Hemos crecido en cuota de mercado en virtualmente todas las líneas de nuestro negocio y hemos demostrado disciplina en los gastos, mientras continuamos invirtiendo para el futuro", afirmó el director general del grupo, Jamie Dimon.

Los datos que dio hoy JPMorgan demuestran el buen momento que han tenido las entidades financieras estadounidenses el año pasado, el último completo del mandato de Barack Obama y en el que el país ha logrado un crecimiento económico sostenido.

En el ejercicio de 2016, JPMorgan Chase, una entidad con una capitalización bursátil de 306.000 millones de dólares, tuvo unos beneficios netos totales de 24.733 millones de dólares y unos ingresos de 95.668 millones.

La ganancia neta lograda el año pasado excede el récord anterior, anotado en 2015 y que fue de 24.442 millones de dólares. El beneficio neto anual por acción en 2016 fue de 6,19 dólares, frente a los 6,00 dólares del ejercicio de 2015.

Pero el resultado del cuarto trimestre del año pasado fue clave para que pudiera cerrar 2016 con ese beneficio: entre octubre y diciembre JPMorgan Chase tuvo una ganancia neta de 6.727 millones de dólares, un 24 % más que en el mismo período de 2015.

En el cuarto trimestre de 2016, el primer banco de Estados Unidos por nivel de activos tuvo un beneficio neto por acción de 1,71 dólares, por encima de los 1,32 dólares que tuvo en el mismo período de 2015.

Ese beneficio logrado en el cuarto trimestre es también superior a los 1,44 dólares que habían calculado los analistas.

Fue un período en el que el sector financiero estadounidense fue uno de los más beneficiados por el impulso bursátil que hubo después de las elecciones del 8 de noviembre.

En cuanto a nivel de ingresos, JPMorgan Chase los aumentó un 2 % en 2016 respecto al año anterior, hasta los 95.668 millones de dólares, mientras que en el último trimestre del año crecieron un 2 %, hasta 23.376 millones de dólares.

Si no se tienen en cuenta ajustes contables en el cuarto trimestre, los ingresos trimestrales fueron de 24.330 millones de dólares, también por encima de lo que habían calculado los analistas.

Los datos se conocen una semana antes de que llegue a la Casa Blanca Donald Trump, que ha prometido medidas que recibirá de buen grado el sector financiero, incluyendo una reducción de los impuestos corporativos y flexibilidad en regulaciones.

En un contacto telefónico con periodistas, Dimon, que integrará un foro asesor en políticas públicas que asesorará a Trump, dijo que es optimista acerca de las ventajas que puede haber en los cambios de regulaciones en el sistema bancario con la nueva Administración.

Según Dimon, la elección de Steven Mnuchin como próximo secretario del Tesoro indica que Trump está poniendo "verdaderos profesionales" al frente de su futuro Gobierno.

El banquero, sin embargo, fue escéptico respecto a mensajes de Trump para reforzar el proteccionismo del país, crear nuevos aranceles o renegociar tratados comerciales, algo que atribuyó a "retórica electoral".

Como era de esperarse, los datos de JPMorgan Chase fueron bien acogidos en Wall Street. Cerca de la media sesión, los títulos de la firma estaban avanzando un 0,45 %.

El primer banco de Estados Unidos no fue el único que dio buenas noticias a sus accionistas. Bank of America, la segunda entidad bancaria del país por activos, también anunció niveles históricos en sus beneficios anuales.

El año pasado, Bank of America tuvo unos beneficios netos de 17.906 millones de dólares, los más altos desde 2006. La ganancia anual por acción fue de 1,50 dólares, por encima de los 1,31 dólares que tuvo en el ejercicio de 2015.

Solo en el cuarto trimestre, el período que más seguía hoy Wall Street, el segundo banco del país tuvo un beneficio neto de 4.696 millones de dólares, por encima de los 3.284 que tuvo en el mismo período de 2015.

El beneficio trimestral por acción fue de 40 centavos, muy por encima de los 27 centavos que tuvo en el cuarto trimestre de 2015 y también más que los 38 centavos que estaban calculando los analistas.

Estos datos también eran bien acogidos en el parqué neoyorquino, ya que los títulos de Bank of America subía un 0,3 % cerca de la media sesión.