¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

AÑO NUEVO HONDURAS

Reloj construido en 1100 marcará llegada de 2017 en ciudad colonial hondureña

El fin de 2016 y la llegada de 2017 será marcado en Honduras por doce campanadas del reloj de la catedral de la colonial ciudad de Comayagua, que data del año 1100 y fue construido por los moros, informó hoy una fuente oficial.

"Desde hoy han comenzando a llegar muchos turistas nacionales y extranjeros para despedir el 2016 y recibir el 2017", dijo a periodistas el alcalde de Comayagua, Carlos Miranda.

Agregó que la ciudad, situada en el valle de Comayagua, departamento del mismo nombre, 80 kilómetros al norte de Tegucigalpa, tiene "prácticamente agotada" la capacidad hotelera por los turistas que se darán cita en la plaza central "para despedir el año viejo y dar la bienvenida al año nuevo".

Miranda indicó que Comayagua "le garantiza a los visitantes nacionales y extranjeros seguridad y el recibimiento de un pueblo que es excelente anfitrión".

El viejo reloj de la catedral de Comayagua marca el tiempo desde el año 1100, según apuntes históricos.

Por séptimo año consecutivo, las autoridades y habitantes de Comayagua esperan a miles de turistas para decirle adiós, con música y actividades culturales, al año que se va y recibir al que está por llegar.

La ciudad, otrora capital de Honduras, también ofrece a propios y extraños una variada gastronomía con tamales, cerdo, pollo y pavo horneados, y bebidas típicas, entre otras degustaciones.

Para recibir el 2016 la ciudad de Comayagua recibió a unos 25.000 visitantes, cifra que Miranda dijo que esperan superar mañana.

Los preparativos para la celebración de las fiestas de fin de año en Comayagua inician desde septiembre con la coordinación de instituciones públicas y privadas, entre ellas el Gobierno de Honduras.

Medios nacionales e internacionales de televisión transmiten en directo la fiesta de fin de año en Comayagua, ciudad que fue fundada por los españoles hacia el año 1537.

El reloj de la catedral de Comayagua, con sus números romanos, es considerado el más viejo en América y fue donado a la ciudad hondureña por el rey Felipe III de España, quien gobernó entre 1598 y 1621.

En Honduras, la vieja pieza comenzó a funcionar en 1636 en la iglesia La Merced, donde marcó el tiempo durante 65 años.

En 1711 el reloj fue traspasado a la catedral de Comayagua, una de las joyas religiosas más importantes heredada por los españoles y que conserva Honduras, país que se independizó de España el 15 de septiembre de 1821.

Cargando