¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ARGENTINA JUSTICIA

Tribunal argentino condena a diputada de Parlasur en juicio por daños

Un tribunal de la norteña provincia argentina de Jujuy condenó hoy a la diputada argentina del Parlasur Milagro Sala en un juicio por "daños agravados" en 2009 contra el exsenador y actual gobernador jujeño, Gerardo Morales.

Sala, líder de la organización social kirchnerista Tupac Amaru, fue sobreseída del cargo por amenazas, pero condenada a la pena de 3 años de prisión en suspenso -no efectiva- por daño agravado en calidad de instigadora.

El tribunal oral también condenó a Graciela López y Ramón Salvatierra, integrantes de la Red de Organizaciones Sociales, como coautores de daño agravado.

López fue condenada a 3 años de prisión en suspenso y Salvatierra a 2 años, una sentencia que, al igual que en el caso de Sala, será apelada por las defensas, según adelantaron ya los abogados de los condenados.

Todos los condenados deberán fijar domicilio y hacer tareas comunitarias durante el período de su condena.

En este proceso, Sala, detenida desde enero pasado por otras causas judiciales, estaba acusada de instigar amenazas en 2009 contra el entonces senador y actual gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, a quien le arrojaron huevos, una protesta que Sala negó haber organizado.

Durante la etapa final del juicio, la querella había reclamado una pena para Sala de ocho años de prisión, mientras que la Fiscalía había solicitado una condena de tres años de cárcel para la activista social y política.

Horas antes de conocer el veredicto, la diputada dijo hoy en sus últimas palabras ante el tribunal que desde la Tupac Amaru impulsó la "cultura del trabajo" y la construcción de la "vivienda propia" y recuperó a "miles de jóvenes de la droga, la prostitución y el robo".

"Nunca me podía haber imaginado que este costo iba a pagar, que iban a judicializar la protesta. Siento mucho dolor interno por la injusticia que estamos viviendo porque no hemos robado nada, hemos trabajo, hemos dignificado a miles y miles de compañeros", afirmó.

Sala le pidió a los jueces que no se dejaran "apretar por el poder político" y dictaran "lo justo" en su veredicto.

Por su parte, Graciela López sostuvo que los han llevado a juicio por ser "luchadores" sociales y denunció que en Argentina "se criminaliza la protesta".

"Los mismos que nos llevaron al banquillo de los acusados son los responsables de la crisis de 2001, en la que nosotros, producto de la desocupación, nos hemos organizado para poder salir adelante y llevar un plato de comida a nuestra mesa", señaló.

En tanto, Salvatierra aseguró en su alegato final que es inocente y "un hombre que se ha dedicado a trabajar y nada más" y aseveró que no había pruebas en su contra y que no entendía por qué fue sometido a este juicio.

"Creo en la Justicia y espero que este caso se resuelva favorablemente para todos. Solo pido justicia y que esto acabe pronto y bien", dijo.

Durante el juicio, dos testigos declararon que hubo una reunión en la casa de Sala para planificar la protesta contra Morales, algo que fue negado por los acusados.

Sala es sometida desde la semana pasada, junto a la Tupac Amaru, como persona jurídica, a otro juicio oral, por ocupación del espacio público y alteración del orden durante un acampe, también en Jujuy.

Esa protesta se realizó en una plaza de la capital provincial entre diciembre de 2015 y enero de este año en contra del Gobierno provincial de Morales y terminó con la detención de Sala el 16 de enero.

Trece días después, un juez provincial ordenó su excarcelación, pero Sala permaneció detenida preventivamente por otro causa abierta en su contra en la que se le imputaron delitos de defraudación a la administración pública, extorsión y asociación ilícita.

La detención de Sala es seriamente cuestionada por agrupaciones políticas de oposición y organismos sociales y humanitarios en Argentina y también por organismos internacionales, como Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

A juicio de Sala, quien fue elegida diputada del Parlamento del Mercosur en 2015 pero todavía no ha podido asumir, las causas en las que está involucrada forman parte de una persecución de Morales contra ella.

Cargando