¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

HRW afirma que generales involucran al general Montoya en falsos positivos

Su director, José Miguel Vivanco, le pidió al Fiscal General de la Nación que reactive el proceso contra el oficial.

José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch, aseguró que hay evidencias que comprometen al ex jefe del Ejército de Colombia, general Mario Montoya, con graves violaciones de derechos humanos.

Dijo que las pruebas muestran que el general Montoya no habría adoptado medidas razonables para impedir ni sancionar cientos de ejecuciones extrajudiciales, conocidas como falsos positivos.

“Human Rights Watch tuvo acceso a cientos de páginas de transcripciones de testimonios presentados por seis generales del Ejército a la Fiscalía Generales de la Nación, en audiencias celebradas a puerta cerradas entre agosto de 2015 y enero de 2016”, dijo Vivanco en rueda de prensa.

Además agregó que “estos testimonios sugieren de manera convincente que el general Montoya sabía o como mínimo contaba con información que demuestra que debería haber sabido sobre los casos de falsos positivos cometidos bajo su mando, y no tomó medidas para impedir que siguieran ocurriendo”.

Los testimonios a los que tuvo acceso HRW corresponden a Freddy Padilla de León, comandante de las Fuerzas Militares colombianas entre 2006 y 2010; Gustavo Matamoros, jefe de operaciones del Ejército en 2008, y Carlos Suárez Bustamante, jefe de las operaciones militares de las Fuerzas Militares en 2007 y 2008.

Asimismo, también declararon Jorge Arturo Salgado, actual comandante de la Séptima División del Ejército e investigado por las ejecuciones cometidas en 2006 y 2007; Reinaldo Castellanos, comandante del Ejército hasta 2006, y Jorge Rodríguez Clavijo, quien comandó la Cuarta Brigada del Ejército entre 2006 y 2007.

Entre las declaraciones reveladas por la ONG para sustentar una reactivación de las investigaciones, ya que la Fiscalía General ha paralizado el caso, se encuentra el relato de Clavijo, quien explicó que bajo el mando del coronel Edgar Emilio Ávila, el batallón Pedro Nel Ospina reportó un mayor número de muertos en combate en 2006.

Clavijo dijo que "no le cuadraba" al tratarse este de un batallón de ingenieros, que no debía participar en combate.

Sobre esa situación en concreto, HRW presentó también un documento en el que el coronel Ávila transmitía a sus subalternos las directrices de Montoya entre las que se puede leer.

"Las bajas es la mejor acción integral, por que potencializa la moral de la tropa, desmoraliza al enemigo y aumenta la credibilidad de la población civil en su Ejército", o "Las bajas no es lo más importante, es lo único", se puede leer en esas directrices.

"Si alguien estaba enterado de todo lo que estaba pasando era el general Montoya. A pesar de que digan que él no sabía nada, si alguien no le llegaba a reportar a él (...), ese tipo firmaba su sentencia de muerte prácticamente. De tal manera que a él se le informaba absolutamente de todo y él estaba al tanto de absolutamente todo", sostiene el general Matamoros en otro de los testimonios.

A la luz de los nuevos datos, Vivanco insistió en que "la justicia en Colombia ha aplicado un doble estándar en este tema".

"Los suboficiales y soldados terminan pagando, mientras los máximos responsables caminan libres por las calles de Colombia. El año pasado, el último año del fiscal (Luis Eduardo) Montealegre, hubo algunos avances importantes. Sin embargo, este año, los retardos en los casos contra generales han sido verdaderamente llamativos y no tienen explicación", insistió Vivanco.

"Todo parece indicar que no hay voluntad política o interés por parte de la actual Fiscalía General de la nación para actuar con seriedad en estos casos", reiteró.

Montoya fue citado a audiencia de imputación en marzo de este año, pero la audiencia se suspendió y, hasta el momento, no se han presentado cargos en su contra.

Cargando