¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ISRAEL PALESTINA

Erekat: trasladar embajada de EEUU a Jerusalén "destruirá el proceso de paz"

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, dijo hoy que trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén "destruirá el proceso de paz".

En un encuentro con periodistas y diplomáticos celebrado en la ciudad cisjordana de Belén, Erekat expresó su visión sobre la decisión del presidente electo de EEUU, Donald Trump, de designar como embajador en Israel a David Friedman un abogado vinculado a la derecha nacionalista y que aboga por la colonización y anexión de Cisjordania y el traslado de la embajada de Tel Aviv a Jerusalén.

Trasladar la embajada de EEUU a Jerusalén supondría de facto reconocer la anexión de la parte oriental de la ciudad, ocupada por Israel en la Guerra de los seis días, de 1967.

Hasta ahora, Estados Unidos, como la práctica totalidad de la comunidad internacional, no reconoce a Jerusalén como capital de Israel.

La Jerusalén unificada (la parte occidental y la oriental) fue proclamada en 1980 unilateralmente por el Parlamento israelí como capital "eterna e indivisible" del Estado de Israel, una decisión que nunca ha reconocido la comunidad internacional.

"No es un asunto de Trump determinar cuál es la capital de las naciones, especialmente cuando se trata de Jerusalén ocupado", manifestó Erekat en relación con el alcance que puede tener esa decisión.

El asunto es uno de los principales escollos en las negociaciones de paz, puesto que los palestinos reivindican la parte oriental de Jerusalén como la capital de su futuro Estado.

Por su parte, un portavoz de Exteriores israelí declaró a Efe que el Gobierno del primer ministro, Benjamín Netanyahu, no hará declaraciones sobre la designación de Friedman hasta que sea ratificada por el Senado.

Erekat adelantó que los palestinos preparan una resolución junto a países árabes, liderados por Egipto, sobre los asentamientos israelíes que presentarán al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas antes de que Trump asuma la presidencia, el próximo 20 de enero.

Aún así, el dirigente palestino no cree que Trump pueda llevar a cabo estos planes porque "Estados Unidos es un país de instituciones".

De hacerlo, afirmó, empujaría a la región "al pasado, al caos, al vacío de poder y al extremismo".

El dirigente de la OLP regresó recientemente de EEUU donde mantuvo reuniones con la administración de Barack Obama pero aseguró que todavía no se ha puesto en contacto con el equipo de Trump.

En cuanto a la iniciativa francesa que pretende organizar una conferencia internacional en enero para volver a sentar a palestinos e israelíes en la mesa, confía en que dé un impulso a la solución de los dos estados.

"Hablar de las fronteras de 1967 es considerado hoy antisemita o anti-israelí, pero es hora ya de reconocer al Estado palestino", manifestó Erekat.

Cargando