¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PANAMÁ BLANQUEO

Panamá pide a EE.UU. que deje operar durante un año a diarios del caso Waked

El Gobierno de Panamá solicitó hoy formalmente a Estados Unidos que prorrogue la licencia para que puedan seguir operando durante un año más los dos diarios panameños cuyo principal accionista está incluido en la lista Clinton estadounidense por supuesto blanqueo.

"El ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio de la Guardia, solicitó al Gobierno de EE.UU. que extienda por un año la licencia general para que los diarios La Estrella de Panamá y El Siglo puedan realizar las actividades necesarias que permitan la continuidad de sus operaciones comerciales", informó el Ministerio.

El pasado 5 de mayo el dueño del Grupo La Estrella y El Siglo (GESE) y del Grupo Waked International S.A (WISA), Abdul Waked, uno de los empresarios más poderosos de Panamá, fue incluido por el Tesoro estadounidense en la denominada Lista Clinton y señalado por el supuesto blanqueo de dinero procedente del narcotráfico.

Aunque Waked no tiene abierta ninguna investigación en Estados Unidos y la Fiscalía de Panamá sobreseyó el caso el pasado noviembre por falta de pruebas, la inclusión en dicha lista es una especie de muerte comercial, ya que impide que ciudadanos y empresas estadounidenses tengan relaciones comerciales con él y 68 empresas asociadas.

La Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por su siglas en inglés) del país norteamericano otorgó a los periódicos panameños y a otras empresas de Waked una licencia especial que les ha permitido mantener temporalmente sus actividades, pero que caduca el próximo 6 de enero.

Si EE.UU. no prorroga la licencia, explicó el Ministerio en un comunicado, "los diarios deberán cesar sus publicaciones dado que no podrán incurrir en ninguna transacción que involucre a personas con ciudadanía de EE.UU.".

"Forzar a estos periódicos al cierre de sus operaciones como resultado de las sanciones emitidas por la OFAC tendría un impacto significativo sobre la libertad de prensa en Panamá", denunció el ministro Dulcidio De la Guardia en la misma nota.

La extensión de la licencia, añadió, permitirá a las 250 personas que siguen trabajando en los rotativos "alcanzar paz mental y seguridad sobre sus puestos laborales durante la venidera temporada navideña y de año nuevo".

La dirección de los diarios ha sido muy crítica con la actitud del Gobierno de Panamá por su supuesta "inactividad" y su poca voluntad para solucionar el problema.

La directiva envió el pasado 13 de diciembre una carta al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, pidiéndole que levante las sanciones económicas contra los dos diarios porque extender la licencia de operación les parece una medida insuficiente.

"Una licencia es aplazar la ejecución, no reversar la sentencia", aseguró el presidente del grupo GESE, Eduardo Quirós en la misiva enviada a Kerry.

La embajada de Estados Unidos en Panamá, por su parte, recomendó vender los rotativos, pero la directiva también se opone a esa solución.

Desde que estalló el escándalo el pasado mayo, el grupo periodístico se ha visto obligado a despedir a medio centenar de trabajadores y reducir en más de un 30 % las páginas de sus periódicos, según sus propios datos.

La situación de los diarios ha despertado una ola de solidaridad en la sociedad panameña y ha provocado declaraciones de apoyo por parte de partidos políticos, empresarios y referentes de la sociedad civil.

Cargando