¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El SALVADOR CÁRCELES

Casos de tuberculosis en cárceles salvadoreñas sobrepobladas superan los 700

Los casos de tuberculosis registrados en las cárceles salvadoreñas, que tienen una sobrepoblación mayor al 300 %, superan los 700 en lo que va del 2016, informó hoy una fuente oficial.

No obstante, el ministro de Seguridad salvadoreño, Mauricio Ramírez Landaverde, aseguró que esta cifra "es similar" a la del 2015 y que han firmado un convenio con la sanidad pública para "poder detectar y tratar los casos".

Añadió que solo los contagios registrados en el sistema penitenciario representan el 35 % de los casos que se registran en el país centroamericano y el 1,9 % de la población de reclusos.

El sistema carcelario salvadoreño posee 36.451 presidiarios en 19 cárceles con una capacidad que apenas supera a los 10.000 presos, según los datos oficiales.

El titular de la Dirección General de Centros Penales (DGCP), Rodil Hernández, aseguró que pese al alto número de casos de tuberculosis, no se ha registrado ningún fallecido por la enfermedad en el sistema penal.

"Con todo este esfuerzo y el fortalecimiento que nos está dando el Ministerio de Salud, hoy tenemos mayor capacidad para detectar que una persona esté padeciendo de tuberculosis a través de las campañas médicas y de llevar la unidad móvil de toma de placas de pulmón", explicó.

Según la ministra de Salud, Violeta Menjívar, el Gobierno "ha dotado de insumos médicos para fortalecer las actividades de prevención, control y tratamiento de la tuberculosis al interior de los recintos carcelarios".

Estas declaraciones se dieron en el marco de la entrega de un donativo de 24 ordenadores, 15 impresoras, 22 termos "para la conservación y envío de muestras de diagnóstico de tuberculosis desde el centro penal hacia los laboratorios" de la sanidad pública y 18 refrigeradoras para el almacenamiento de las mismas.

Según la DGCP, el costo del equipo supera los 1,2 millones de dólares y provienen de un donativo del Fondo Mundial, organismo multisectorial que busca "el final de las epidemias de sida, tuberculosis y malaria". EFE.

Cargando