¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

LATINOAMÉRICA EMPRESAS (Entrevista)

Argentina y Colombia, países complejos para las multinacionales

Desde el punto de vista de una multinacional, Argentina es el país más complejo del mundo para instalarse y Colombia, que no era de los más complicados, es ahora una incógnita por la reforma tributaria, afirma Raimundo Díaz, director para América Latina del grupo de servicios holandés TMF.

En una entrevista con Efe en Miami, donde está la sede para América Latina de este grupo cuyo negocio es prestar servicios a las multinacionales que han decidido instalarse en un país determinado, el español Díaz analizó el panorama latinoamericano y el impacto que puede tener la elección de Donald Trump como presidente de EE.UU.

"El cambio de presidente en EE.UU. puede llegar a afectar al proceso de acercamiento con Cuba, pero no creo que cambie el sentido de la Historia", subraya Díaz, quien recuerda que el presidente electo es un hombre de negocios que hace varias décadas sondeó la posibilidad de hacer inversiones en la isla.

Cuba y las Guyanas son los únicos países de América Latina donde TMF, fundada en 1988 y con sede central en Amsterdam, no está presente con una oficina o un corresponsal.

La oferta del grupo holandés abarca todo el "ciclo de vida" de una empresa que ha decidido instalarse en un determinado país, desde la constitución hasta la liquidación, pasando por la elaboración y el pago de las nóminas, los impuestos y las licencias.

En el caso de Cuba, el interés de abrir oficina existe y TMF lo lleva estudiando desde hace tiempo, incluso desde antes de que el actual presidente de EE.UU., Barack Obama, iniciase el "deshielo".

"Quizás el año que viene estemos de una manera u otra operando en Cuba", dice Díaz.

TMF, que tuvo unos ingresos de 492 millones de dólares en 2015, cumplió en 2016 diez años en América Latina, una región que representa hoy el 22 % de su negocio y es la que más crece junto con Asia.

Para TMF, que realiza anualmente una clasificación de los países donde está operativa de acuerdo a su complejidad para la instalación de multinacionales, en realidad Cuba es "el más complicado de todos por los elementos que hay más allá del aspecto netamente económico", como el hecho de que no exista una ley de sociedades anónimas.

En la última clasificación, presentada en febrero pasado y realizada con base en datos de 2015, el número uno de la complejidad a nivel mundial le correspondió a Argentina.

El concepto de complejidad no tiene que ver con aspectos políticos ni con el atractivo intrínseco de un país y no incluye la corrupción, un elemento que si se tuviera en cuenta, haría cambiar las posiciones de la tabla, precisa Díaz.

El país latinoamericano que mejor está situado en esa clasificación es Chile, en el puesto 38 de 99.

Para explicar cómo ve la situación en la región en su conjunto Díaz afirma: "Si la ves en una foto, América Latina es la región más compleja, pero si la ves en una película, es la región que más está haciendo por ser menos complicada".

A su juicio, Colombia es el país latinoamericano que, desde el punto de vista de la complejidad, está yendo en sentido contrario, de menos a más.

El proyecto de "reforma tributaria ha creado más preguntas que respuestas", dice para agregar que si el texto que acaba de entrar al Congreso no es modificado, "va a ser súper complicado hacer negocios en Colombia".

Sobre Argentina, precisa que el informe de TMF sobre ese país se refiere a datos de 2015, cuando al frente del Gobierno estuvo Cristina Fernández (entregó el poder el 10 de diciembre), por lo que no recoge los cambios que el nuevo presidente, Mauricio Macri, está llevando a cabo, "empezando por lo más urgente".

Como ejemplo de que hay "signos" de que algo está cambiando menciona que hace un año TMF apenas tenía empresas interesadas en invertir en Argentina y ahora sí. "Si hace un año era uno, ahora son siete", dice.

"Después de poner al país en la UCI (unidad de cuidados intensivos), el año que viene (2017) los esfuerzos de Macri deberían empezar a dar resultados tangibles", agrega.

No obstante, advierte, "levantar el país adonde estaba antes tardará años".

De Brasil afirma que hace seis meses estaba "fatal", "estancado y en una situación bastante difícil", pero ahora "hay signos de que la economía se está recuperando aunque muy lentamente".

Frente a Brasil y Argentina, dos "yoyós", con altibajos, están los "motores diesel", con un crecimiento estable, entre los que incluye a Chile y Perú.

"La clave está en que no importa quién llegue al poder ni del color que sea", pues sea quien sea se esfuerza por mantener "una línea de continuidad" en lo económico, dice Díaz.

Sobre México señala que tiene y tendrá siempre "la ventaja estructural de ser el vecino del sur de Estados Unidos", pero la "falta de políticas claramente definidas" es una desventaja.

Tampoco en este caso cree que la llegada de Trump a la Casa Blanca, pese a su retórica de campaña, vaya a cambiar las cosas de una manera radical, y opinó que los tres socios (Canadá, EE.UU. y México) llegarán a un consenso para revisar y actualizar el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (NAFTA, sigla en inglés).

Como conclusión señala que a las multinacionales les gusta la estabilidad. No quieren los cambios y menos los abruptos, dice.

Cargando