¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

MÉXICO FIL (Previsión)

La novela póstuma de Bolaño, una pieza más de su enorme archivo por descubrir

La viuda del escritor chileno Roberto Bolaño (1953-2003), Carolina López, presentó hoy en México "El espíritu de la ciencia ficción", novela póstuma que describió como "la historia de unos adolescentes" y que es otra pieza más del inmenso archivo del autor en el que queda mucho por descubrir.

Si en "Los detectives salvajes" se contempla a "unos jóvenes en su trayectoria vital luchando por salir adelante", en esta novela "ves a unos adolescentes", afirmó López en una rueda de prensa en el marco de la 30 Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

La obra, escrita en 1984 en Blanes (Girona) y ambientada en la capital mexicana durante los años setenta, versa sobre dos jóvenes poetas que buscan ganarse la vida con la literatura, dispuestos a todo tipo de sacrificios.

Sale a la luz envuelta en una polémica por el cambio de editorial de Anagrama a Alfaguara (del Grupo Penguin Random House), agitada por el intercambio de acusaciones en la prensa entre la viuda de Bolaño, el editor Jorge Herralde y el crítico Ignacio Echevarría.

Sin hacer referencia a ningún motivo personal, López defendió que el cambio fue motivado por las facilidades que da la nueva casa "para que la obra sea mucho más asequible a los lectores".

"Me enamoró su proyecto editorial y la capacidad que vislumbré de que la obra pudiera crecer en cuando al número de lectores; para mis hijos y para mí es esencial", refirió sobre Alfaguara, que publicará progresivamente durante este año y 2017 los 21 títulos que conforman la producción literaria -conocida- de Bolaño.

Una obra que ha aumentado después de la muerte del autor en 2003 en Barcelona por insuficiencia hepática, de la mano de, entre otros volúmenes, "2666", que se convirtió póstumamente en una de sus obras más representativas.

El número de novelas que quedan por salir a la luz es un misterio, incluso para su familia.

Los inéditos están "cuantificados y clasificados", pero "lo que no está hecho es un valor editorial, lo que es publicable y lo que no es publicable", aseveró López.

Razonó que queda tanto material inédito de Bolaño porque "comenzó a publicar a los 43 años y murió a los 50".

El había decidido ser escritor a los 17 años y, por tanto, desde entonces hizo muchos trabajos que, aunque no fueran editados, en ocasiones servían como base para otras novelas.

López argumentó que su marido "quizá no hubiera publicado 'El espíritu de la ciencia ficción'", pero que no puede ponerse en esa premisa, porque se "bloquearía".

Sí se posicionó diciendo que en su trabajo con los inéditos intenta ser respetuosa para "no tocar ni rozar el prestigio que Roberto pueda tener a nivel literario".

"Nunca lo vamos a presentar como una obra que pueda hacer sombra a 'Los detectives' ni a '2666', las cosas se han de contextualizar", argumentó López.

Pese a que ha salido "correspondencia pública que pone en cuestión" la fecha en la que escribió esta novela, 1984, en el manuscrito "pone la fecha y la firma, esto para nosotros nos da garantías absolutas". No obstante, matizó que "igual él jugaba" con el título de la novela de George Orwell.

El archivo de Bolaño, conformado por toda la documentación que iba recopilando, propio o no, suma un total de 14.000 páginas. Únicamente en el bloque de contenido original están incluidas 84 libretas.

A esto se le suman dosieres, recortes de prensa, entrevistas, revistas, hojas sueltas, cerca de un millar de cartas y fotografías, entre otros materiales.

Por el momento, López dice que "no hay ninguna intención de venta" del archivo, pero que no es una decisión que quiere tomar ella, sino que se la dejará a sus dos hijos, una vez hayan tenido el tiempo de disfrutarlo.

"Quiero que tengan esa oportunidad y quiero que tengan tiempo", con lo que, como mínimo, estima que habrá que esperar "10, 15 años más", para que su hija de 15 años "pueda asumir un poco todo esto".

Pilar Reyes, directora editorial de Alfaguara, destacó que la incorporación del chileno en su catálogo está pensado para que "compartiera lugar con nombres como Mario Vargas Llosa, Javier Marías y con una siguiente generación (...) para quien Bolaño era un maestro".

La FIL, que se clausura el próximo 4 de diciembre, es un punto de encuentro de 2.000 editoriales de 44 países y 20.000 profesionales del libro.

Cargando