¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ARGENTINA D.HUMANOS

Confirman denegar prisión domiciliaria a represor argentino Etchecolatz

La Justicia de Argentina confirmó hoy denegar la prisión domiciliaria al expolicía Miguel Etchecolatz, condenado a cuatro cadenas perpetuas por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura en el país (1976-1983), informaron fuentes judiciales.

Según fuentes consultadas por Efe, la Cámara de Casación Penal anuló así por mayoría un fallo emitido en agosto por un tribunal federal de Buenos Aires en el que le concedía al represor, de 87 años, el arresto domiciliario por razones de salud en una causa que lo investiga por delitos de lesa humanidad.

No obstante, el máximo tribunal penal de la Justicia argentina tomó en cuenta un informe pericial que certificó que la salud del exmilitar es normal y decidió que permanezca en una prisión convencional, tal y como detalló la agencia oficial Télam, que tuvo acceso al fallo.

Dos de los tres jueces que componen la sala de la Cámara que tomó la decisión valoraron los argumentos del Ministerio Público, basados en las conclusiones de expertos del Cuerpo Médico Forense, que entendieron que "las patologías que presenta Etchecolatz pueden ser tratadas dentro de la unidad de detención donde se aloja".

Un tercero votó a favor de la concesión del beneficio.

La Fiscalía también había expuesto en agosto esos argumentos contra la concesión de la prisión domiciliaria para el represor por parte de un tribunal federal de la ciudad bonaerense de La Plata en la que se investigan los crímenes cometidos en los centros clandestinos de detención Pozo de Quilmes y Pozo de Banfield.

No obstante, el Juzgado Federal N°3 de La Plata rechazó los argumentos del juez que le otorgó el beneficio y lo mantuvo en prisión.

El 26 de julio, el exmilitar se había declarado en huelga de hambre en busca de que se le otorgara en todas sus causas el arresto domiciliario por su estado de salud.

En 2014, durante un juicio oral, Etchecolatz admitió haber asesinado a perseguidos políticos durante el régimen de facto, aunque dijo no recordar "a cuántos".

"Por mi cargo y jerarquía me tocó matar, pero no sé a cuánta gente", declaró.

Cargando