¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Colombia pasó de ser un país productor a consumidor de drogas: Simón Gaviria

En el país existen cerca de 1.500.000 consumidores, de los cuales 832.000 viven en las ciudades capitales: Bogotá, Barranquilla, Medellín, Bucaramanga, Santa Marta y Pereira

El narcomenudeo se ha convertido en un negocio muy lucrativo para los narcotraficantes al punto que mueve anualmente $6 billones, confirmó el director de Planeación Nacional, Simón Gaviria.

Dijo que de esta cifra unos $300.000 millones corresponden a las ganancias de la red dedicada al cultivo y producción, $2,5 billones a la banda delincuencial que distribuye y unos $3,2 billones a los expendedores de droga que la ponen a circular en las calles.

Comentó que la rentabilidad del tráfico de drogas ilícitas, se evidencia que el narcotráfico representa hasta el 3,8 del PIB unos $20,5 billones del mercado potencial, mientras el narcomenudeo representa hasta el 0,75 del PIB.

Los principales mercados para el comercio de drogas al menudeo son los departamentos de Cundinamarca con un 22%, Valle del Cauca 14%, Antioquia 12%, Magdalena 7% y Santander 5%.

Gaviria señaló que por capitales el mercado lo encabeza Bogotá con el 19%), seguido de Barranquilla y Pereira con un 3% respectivamente, Bucaramanga 2,5% y Medellín (2,5%).

Añadió que hoy en el país existen cerca de 1.500.000 consumidores, de los cuales 832 mil, es decir, el 56%, viven en las ciudades capitales: Bogotá, Barranquilla, Medellín, Bucaramanga, Santa Marta y Pereira.

- Marihuana: 1.072.728 consumidores

- Cocaína: 253.952

- Éxtasis: 82.721

- Bazuco: 80.000

El 56% del total nacional de consumidores habitan en las ciudades capitales, es decir, 832.438 personas. Las cifras a 2015 se distribuyen así:

- Marihuana: 624.612

- Cocaína: 116.575

- Éxtasis: 55.575

- Bazuco: 35.676.

La investigación realizada por Planeación Nacional, muestra que el mayor segmento de los consumidores vive en los centros urbanos (ciudades capitales), pero que también en los últimos años es notorio el aumento del consumo en municipios y en la ruralidad.

Cargando