¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

COSTA RICA UBER

Taxistas exigen a Sala Constitucional de Costa Rica pronunciarse sobre Uber

El gremio de taxistas de Costa Rica se manifestó hoy pacíficamente en San José con el fin de exigirle a la Sala Constitucional que se pronuncie acerca del servicio de transporte Uber, que opera en el país desde agosto de 2015.

Un grupo de taxistas ataviado de blanco se manifestó a pie y en sus vehículos por las principales avenidas de San José hasta llegar a la Sala Constitucional, donde un centenar de ellos se concentró durante algunas horas.

El representante del Foro Nacional de Taxistas, Gilberth Ureña, dijo a Efe que Uber es un servicio "pirata" y que la Sala Constitucional debe pronunciarse rápido sobre tres acciones de inconstitucionalidad presentadas hace meses.

"Venimos a pedir justicia pronta y cumplida, hace un año presentamos tres acciones de inconstitucionalidad contra Uber. Queremos que los magistrados resuelvan como quieran, pero que resuelvan, porque la incertidumbre que vivimos es grande", afirmó Ureña.

El taxista aseguró que a diferencia de una manifestación de agosto pasado en la que hubo disturbios y detenidos, la protesta de hoy transcurrió de manera pacífica y respetuosa, sin causar mayores afectaciones al tránsito de la población.

Ureña insistió en que el gremio de taxistas necesita una resolución de la Sala Constitucional para tener claro el panorama de la operación de Uber en Costa Rica.

Según el dirigente, un total de 44.000 familias relacionadas a la actividad de los taxis se han visto afectadas por Uber.

"Estos piratas de Uber son 'hijos de papi' con carros modernos que trabajan en las horas pico y que evaden todas las garantías. No se puede competir con una multinacional que cobra la mitad que nosotros", expresó Ureña.

Los taxistas también exigieron al Ministerio de Hacienda determinar si la empresa Uber está pagando sus obligaciones con el fisco y si los conductores también lo están haciendo.

"Las tarjetas con las que cobran servicios estos piratas son de débito y crédito y deben pagar al fisco. Queremos saber cuántos han pagado, que se abran las cuentas de los chóferes y cuánto ha declarado la multinacional al fisco", manifestó Ureña.

En Costa Rica, la empresa Uber comenzó a operar en agosto de 2015 y las tarifas son hasta un 50 % más bajas que las de los taxistas oficiales.

El Gobierno ha insistido en que Uber es un servicio de transporte ilegal y la Policía de Tránsito está habilitada para multar a los conductores e incluso quitarles su matrícula o el vehículo.

El gremio de taxistas ha pedido al Gobierno que no permita el funcionamiento de Uber e incluso que bloquee la aplicación mediante la cual funciona, a lo que las autoridades han respondido que es imposible hacerlo.

Los taxistas han realizado varias protestas y bloqueos de carreteras como medida de presión en el último año.

Cargando