¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

NICARAGUA ELECCIONES

Candidato presidencial opositor de Nicaragua exige observación electoral

El candidato opositor a la Presidencia de Nicaragua Maximino Rodríguez, exguerrillero de la "Contra", exigió hoy al mandatario y aspirante a la reelección, Daniel Ortega, que acuerde con la OEA la presencia de observadores para los comicios del 6 de noviembre.

"Lo que debe hacer el Gobierno es transparentar las elecciones y, consecuentemente, llamar a la observación nacional e internacional para que podamos realmente tener unos comicios libres, transparentes y secretos", abogó Rodríguez, del opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC), en una rueda de prensa.

El Gobierno de Nicaragua confirmó este domingo que iniciará un proceso de diálogo con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, sobre las elecciones del 6 de noviembre, cuya organización ha estado rodeada de críticas por falta de transparencia.

Para el exguerrillero de la "Contra", que se ubica en segundo lugar en intención de voto, con un 8,3 %, detrás de Ortega (64,2 %), según una reciente encuesta, "la OEA debe ser muy enfática, muy directa y decirle al Gobierno de turno, a la dictadura, que debe respetar el voto del pueblo, que estas elecciones deben ser libres, democráticas y transparentes".

A su juicio, es necesario que las autoridades permitan la presencia de observadores y "si ya no se puede la (vigilancia) internacional, porque no hay tiempo, al menos la nacional".

Según Rodríguez, el presidente Daniel Ortega, quien busca su cuarto mandato y tercero consecutivo y a quien tildó de "dictador", le tiene miedo al voto masivo y a la observación.

"En Nicaragua muy pocas veces ha habido elecciones libres y quizás nunca. Además de las dictaduras y los dictadores, no ha habido no hay ni habrá dictador que dé condiciones para perder el poder", anotó.

"Los dictadores trabajan todos los días para mantenerse en el poder, al menos que sea un dictador estúpido, que diga: señores, aquí estoy, vení ganame (...). Eso es una utopía", añadió.

Aseguró que su colectivo, cuyo presidente honorario es el exmandatario Arnoldo Alemán (1997-2002), defenderá el voto en las urnas y que exigirá al árbitro electoral, al que tildó de "corrupto", que le cuente "hasta el último voto".

"No somos aquel grupo que sin ir a la guerra ya está derrotado. Debemos ir hasta el final para acceder al poder por la vía cívica", advirtió.

El 6 de noviembre próximo los nicaragüenses elegirán presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano.

Los comicios han levantado fuertes críticas por una presunta falta de transparencia, después de que el órgano electoral descartara la observación independiente y los distintos poderes del Estado anularan a la principal coalición opositora.

Este miércoles, Rodríguez también anunció que de llegar al poder derogará la pensión vitalicia que reciben los expresidentes y exvicepresidentes de la República.

Además se desmarcó de Alemán, quien cuando gobernó se repartió los poderes del Estado con Ortega, entonces líder opositor, y posteriormente estuvo preso por diversos actos de corrupción.

"Ni soy hijo de Arnoldo Alemán ni dependo de Arnoldo Alemán", dijo y pidió se le juzgara por lo de él, no por otra persona.

Durante el acto, Rodríguez recibió el respaldo de un grupo de la diversidad sexual de Nicaragua.

Cargando