¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

URUGUAY UBER

Aprueban ley en Montevideo para mejorar competencia de taxistas frente a Uber

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, aprobó hoy un nuevo decreto por el que busca mejorar el servicio y la "mala imagen" de los taxistas en la ciudad, razón por la que a su juicio la empresa Uber ha comenzado a operar en la capital uruguaya.

Recientemente, Martínez declaró a la radio uruguaya que era necesario mejorar el servicio de taxis para favorecer a los trabajadores que "viven de ello (los taxis) y hoy se están fundiendo" con la aparición de nuevas aplicaciones de transporte de pasajeros como Uber.

Según el documento, al que tuvo acceso Efe, el decreto se firmó con "el fin de modernizar el servicio para la mejora de las condiciones de viaje de los usuarios".

Concretamente, las medidas que entrarán en vigor próximamente afectan, entre otros, a la antigüedad de los vehículos, a las normas y sistemas de seguridad -como la obligatoriedad del uso del cinturón-, y a los elementos de identificación de los conductores, que permitan "una mejor relación con los usuarios".

A partir del 1 de octubre de 2016, los vehículos nuevos destinados al servicio de taxis deberán cumplir con al menos seis de las once medidas mínimas en su habitáculo, especificadas en el documento.

Entre esas medidas se encuentran detalles como las dimensiones del ancho del asiento trasero, la profundidad de la valija o la distancia entre el pedal freno y el borde superior del sillón del conductor.

Asimismo, a partir del 1 de marzo del año próximo "no podrán estar afectados, ni cumplir servicios como taxis, aquellos vehículos que superen los 6 años, ni podrán con el mismo fin sustituirse vehículos por unidades usadas con una antigüedad mayor a los 3 años, contados en ambos casos desde su primer empadronamiento", según la modificación.

Además de la modernización de la flota, la Intendencia busca con este decreto aumentar la seguridad del servicio.

Para ello, establece que sea obligatorio a partir del 1 de enero de 2017 que los taxis cuenten con un sistema de aviso y localización de seguridad o auxilio para situaciones de riesgo o alarma.

Este procedimiento debe contar con un medio luminoso externo y de la emisión simultánea de una señal "de radio u otra que resulta efectiva y universal, identificatoria por sistema de GPS para el receptor, del lugar donde se encuentra el vehículo".

También estará requerido el uso del cinturón de seguridad por parte de los ocupantes del vehículo.

Por otro lado, esta modificación regula que el uso de elementos como pegatinas o calcomanías "no debe afectar la visión del conductor" y que se garantice así una conducción más segura.

Asimismo, preocupa a las autoridades la identificación de los conductores, por lo que establece que sea necesario contar con algún mecanismo que verifique la identidad del taxista en el interior del vehículo para aumentar la confianza de los usuarios.

Por su parte, el presidente del Sindicato Único de Automóviles con Taxímetro y Telefonista (Suatt) del país, Antonio Diez, declaró en la radio uruguaya que dicho decreto fue acordado con los trabajadores y que el gremio hace años defiende la profesionalización del sector.

Aun así, desde el Suatt lamentaron las críticas de Martínez sobre la presencia de algunos trabajadores.

Esta no es la única ley que busca hacer frente a la aparición de Uber en el país.

Actualmente, y mediante un nuevo proyecto de ley, el Gobierno del país bajara la posibilidad de sancionar a estos servicios de transportes privados.

Ya en marzo, el Ejecutivo remitió un proyecto de ley al Parlamento para regular la actividad de empresas que se basan en la contratación de servicios a través de plataformas informáticas, aunque no solo se dirigía a empresas de transporte.

Cargando