¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

HURACANES ATLÁNTICO (Actualización)

Matthew pierde fuerza en su ruta cerca de la costa noreste de Florida

Los vientos máximos sostenidos del huracán Matthew, que se desplaza hacia el norte casi en paralelo a la costa del noreste de Florida, descendieron a 110 millas por hora (175 km/h), lo que lo convierte en un ciclón de categoría 2, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC), de EE.UU.

Miami (EE.UU.), 7 oct (EFE).- Los vientos máximos sostenidos del huracán Matthew, que se desplaza hacia el norte casi en paralelo a la costa del noreste de Florida, descendieron a 110 millas por hora (175 km/h), lo que lo convierte en un ciclón de categoría 2, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC), de EE.UU.

El huracán, que deja sembrada de postes y árboles caídos la costa este de Florida, se encuentra 40 millas (70 kilómetros) al este de Jacksonville Beach, en el noreste de Florida, y a 135 millas (215 kilómetros) al sur de Savannah, Georgia.

El fenómeno meteorológico se desplaza hacia el norte con una velocidad de traslación de 12 millas por hora (19 km/h) y se espera que mantenga dicha trayectoria hasta esta noche.

En su boletín de las 21.00 GMT de hoy, el NHC resaltó que Matthew girará hacia el nornoreste y luego hacia el noreste el sábado, por lo que su centro "continuará moviéndose muy cerca o sobre la costa noreste de Florida y de Georgia hasta esta noche, y cerca o sobre la costa de Carolina del Sur el sábado".

Matthew es un huracán de categoría 2 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5, y, aunque se vaticina un "debilitamiento en las próximas 48 horas", se espera que se mantenga "como un huracán hasta que comience a alejarse de la costa sureste de Estados Unidos el próximo domingo".

Todd Kimberlain, meteorólogo de NHC, con sede en Miami, advirtió a Efe de que "al estar el ojo tan cerca de la costa cualquier pequeña desviación llevaría al vórtice a tocar tierra" en algún punto de la costa del noreste de Florida.

Preocupan especialmente los efectos de las olas y una posible marejada ciclónica, es decir, la subida del nivel del mar que entra en tierra impulsado por los vientos y otros factores, que podría tener consecuencias catastróficas.

Tanto Florida como los estados de Georgia y las Carolinas permanecen bajo estado de emergencia.

El aviso por huracán (paso del sistema en 36 horas) sigue hacia el noreste hasta Surf City, en Carolina del Norte, y hay otro de vigilancia (paso en 48 horas) desde el norte de Surf City hasta el cabo de Lookout, en Carolina del Norte también.

Permanece un aviso de tormenta desde la ensenada de Sebastian hasta Cocoa Beach, en la costa central del condado de Brevard, y desde el norte de Surf City hasta Duck, en Carolina del Norte, incluido Pamlico y Albermarle Sounds.

En Florida, primer estado de EE.UU. que sufre los embates de Matthew tras su paso por el Caribe, donde ha dejado 820 muertos solo en Haití, más de un millón de personas se hallan sin servicio eléctrico, según reportó el gobernador de este estado, Rick Scott.

Se predice que la lluvia acumulada a causa de Matthew podría alcanzar entre las 8 y 12 pulgadas (20 y 30 centímetros) en la costa atlántica estadounidense, desde las áreas costeras centrales de Florida hasta el este de Carolina del Norte, con acumulación de hasta 15 pulgadas (38 centímetros) en puntos aislados y peligrosas inundaciones.

lce/ar/cav

Cargando