¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

COLOMBIA PAZ

Solís confía en que Colombia hallará un mecanismos para alcanzar la paz

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, dijo hoy que confía en que Colombia encontrará un mecanismo para acabar definitivamente con la guerra, al pronunciarse sobre el rechazo al acuerdo de paz en un plebiscito realizado el domingo pasado en el país andino.

"Espero y rezo por que el pueblo colombiano, justipreciando el esfuerzo realizado y la necesidad de reformas, pueda encontrar los mecanismos requeridos para impedir que se regrese a la odiosa guerra que Colombia no se merece y que el pueblo repudia", declaró Solís en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno semanal.

El presidente costarricense estuvo presente en la firma del acuerdo de paz el pasado 26 de septiembre en Cartagena de Indias, donde expresó el apoyo de Costa Rica al proceso.

"Vemos el esfuerzo de cuatro años para poner fin al conflicto armado más largo de América Latina y a la oleada de muertos que produjo. Pero también dije que había que ser respetuoso de la soberanía popular y que el pueblo tenía la última palabra, cosa que ha sucedido con el rechazo al acuerdo alcanzado", dijo Solís.

El "no" al acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionaras de Colombia (FARC) se impuso en el plebiscito del domingo con el 50,21 % de los votos frente al 49,78 % del "sí", en una jornada en la que la abstención fue del 62,57 %.

El mandatario costarricense destacó las "declaraciones esperanzadoras" sobre un futuro de paz del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de las FARC, y del expresidente Álvaro Uribe, quien fue la principal figura del "No".

El acuerdo plantea el fin del conflicto, la dejación del narcotráfico, el tránsito de la guerrilla hacia su participación política, el desarrollo agrario integral y un sistema integral de verdad, justicia, reparación y no repetición.

El conflicto armado causó en los últimos 52 años al menos 220.000 muertos y casi 8 millones de víctimas.

Cargando