¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BRASIL NARCOTRÁFICO

Condenan a 7 policías brasileños que extorsionaron narcotraficante colombiano

Siete policías brasileños acusados de haber extorsionado al narcotraficante colombiano Juan Carlos Ramírez Abadía a cambio de no denunciar su presencia en Brasil fueron hallados culpables y condenados a penas de entre 8 y 9 años de prisión, informaron hoy fuentes judiciales.

Los miembros de la Policía Civil del estado de Sao Paulo le exigieron en 2006 dinero al narcotraficante, conocido como "Chupeta" y que llegó a ser uno de los más buscados en el mundo, a cambio de permitirle permanecer en libertad en Brasil y sin informar a sus superiores.

Ramírez Abadía, uno de los capos del llamado cartel del norte del Valle, fue detenido en 2007 en la ciudad brasileña de Sao Paulo, en donde vivía clandestinamente, y extraditado un año después a Estados Unidos.

El Tribunal de Justicia de Sao Paulo, en una sentencia dictada el 27 de septiembre pero solo divulgada hoy por la asesoría de prensa del organismo, halló a los acusados culpables de los delitos de extorsión y asociación para delinquir.

La condena se extiende a dos comisarios, tres investigadores y dos agentes que trabajaban en el Departamento de Prevención y Represión al Narcotráfico (Denarc) de la Policía Civil de Sao Paulo, del que fueron expulsados tras una investigación administrativa.

Los policías negaron los crímenes y llegaron a ser absueltos por un juez de primera instancia por supuesta falta de pruebas pero la Fiscalía presentó un recurso que llevó el caso hasta el Tribunal de Justicia de Sao Paulo, una corte de segunda instancia.

De acuerdo con la magistrada Ivana David, la relatora del caso, "quedó demostrado que los acusados, mediante amenazas, hicieron que el responsable por el lavado de dinero del grupo criminal (comandado por Ramírez Abadía) vendiera un vehículo de lujo y les diera parte del valor de la venta".

Los policías se quedaron con 71.000 reales (unos 21.515 dólares) del valor de la venta.

Las investigaciones sobre el caso comenzaron en agosto de 2007 cuando el colombiano, al ser arrestado, denunció que había sido extorsionado por policías brasileños.

Rodríguez Abadía, que estuvo preso un año en Brasil, fue extraditado el 22 de agosto de 2008 a Estados Unidos, que lo reclamaba por al menos 15 asesinatos, tráfico internacional de drogas y delitos financieros.

Tras ser arrestado el 7 de agosto de 2007, denunció que, durante el tiempo que vivió en una lujosa mansión en Sao Paulo, fue extorsionado en diferentes ocasiones por policías que amenazaban con denunciar su refugio en Brasil.

Cuando fue detenido, "Chupeta" tenía el rostro desfigurado por cuatro cirugías plásticas, no opuso resistencia y hasta ofreció colaborar con la Justicia a cambio de ser extraditado a Estados Unidos, que ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares por su captura.

Su fortuna era calculada por la Policía Federal brasileña en 1.800 millones de dólares. En Brasil poseía mansiones, haciendas, yates, aviones y carísimos automóviles, que fueron incautados y vendidos en diferentes subastas.

Cargando