¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SIRIA CONFLICTO

EE.UU. critica a Rusia por despliegue de sistema antiaéreo en Siria

Estados Unidos criticó hoy el despliegue por parte de Rusia de un sistema de misiles antiaéreos en Siria, pese a que las únicas fuerzas aéreas que sobrevuelan el país de manera constante son aliados de Moscú o de Washington.

El Gobierno ruso anunció hoy que había desplegado el sofisticado sistema antiaéreo S-300 en la base naval de Tartús, en el oeste sirio, para reforzar la defensa de la costa mediterránea de Siria.

El portavoz del Pentágono, Peter Cook, dijo que "el propósito del sistema es cuestionable", teniendo en cuenta que Moscú ha reiterado que sus objetivos militares en Rusia son grupos extremistas como el Estado Islámico (EI) o el Frente Al Nusra.

Cook recordó que ninguno de esos dos grupos yihadistas -ni ningún otro grupo rebelde dentro de la guerra civil siria- "tiene una fuerza aérea" y no entienden el propósito del despliegue.

La instalación de esta batería antiaérea, un sistema nunca antes desplegado fuera de Rusia, se da un día después de que Washington y Moscú dieran por rotas las negociaciones para coordinar ataques aéreos contra yihadistas en Siria y los intentos de un alto el fuego duradero se frustraran.

Cook recordó que aún mantienen los canales de comunicación con los militares rusos para evitar encontronazos en el espacio aéreo sirio mientras ambos realizan sus operaciones de bombardeos por separado.

"Obviamente vamos a vigilar de cerca estos sistemas antiaéreos y evaluaremos las implicaciones para los aviones de la coalición (internacional que lidera Estados Unidos). Tomaremos las medidas necesarias para garantizar la seguridad de nuestros pilotos durante sus vuelos en Siria", indicó Cook.

Rusia utiliza la base naval de Tartús y ocupa una base aérea en la ciudad de Latakia, ambas leales al Gobierno del líder sirio Bachar al Asad, y ya tenía desplegada una batería antiaérea S-400 Triumf, más avanzada, en Latakia.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que este nuevo despliegue de misiles antiaéreos cuestiona la "credibilidad" de la misión de Rusia en Siria y es contradictorio con las afirmaciones del presidente ruso, Vladímir Putin, de que están luchando contra el extremismo.

"No tengo constancia de que el EI o Al Qaeda operen aviación en Siria", señaló Earnest en tono sarcástico.

Las únicas fuerzas aéreas que sobrevuelan siria son la aviación militar del Gobierno de Al Asad, sus aliados rusos y Estados Unidos junto con sus aliados en la guerra contra el EI.

Hasta ahora, el ataque más serio fue el derribo de un caza ruso por parte de Turquía cerca de la frontera con ese país en noviembre del año pasado.

Cargando