¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Rodrigo Londoño Echeverri

Por fin tenemos una segunda oportunidad sobre la tierra: Timochenko

Al clausurar la X Conferencia Guerrillera defendió los acuerdos de paz y dijo que la posibilidad de convertirse en un partido representa un quiebre histórico.

En mayo de 2017 las Farc serán un partido político. Así lo concluyó en pleno el secretariado de las Farc después de siete días de sesión a puerta cerrada durante la Décima y última conferencia que terminó hoy en los llanos del Yarí.

Al clausurar el encuentro Rodrigo Londoño Ecveverri, alias Timochenko, el máximo cabecilla de la guerrilla y quien estuvo al frente de los diálogos que el gobierno inició hace 6 años en secreto con el entonces número uno “Alfonso Cano”, aseguró que si se cumple lo acordado la vida de los colombianos tendrá un cambio a fondo.

“Las Farc le manifiestas al pueblo colombiano su inclaudicable compromiso con el pueblo colombiano. Si el gobierno nacional también cumple con la implementación de lo convenido, la vida de las mujeres y los hombres de Colombia y en especial de los habitantes del campo cambiará para bien”.

Aseguró que no se trata solo del fin de la confrontación armada sino de la puesta en marcha de políticas de desarrollo para impulsar y mejorar las condiciones de vida de campesinos, indígenas y afrocolombianos.

Dijo que el acuerdo final también significa la posibilidad de transformar la vida del país y de superar el desinterés y el escepticismo por la política, al tiempo que llamó la atención en concentrar los esfuerzos con la lucha contra la corrupción.

“Si las reformas acordadas se realizan, las fuerzas de oposición, los partidos y movimientos políticos y sociales contarán con mejores condiciones y reglas del juego y con un nuevo sistema electoral, con más garantías que debieran consolidar un proceso de democratización expansiva de la sociedad colombiana en todos los ámbitos político, económico, social y cultural”.

Sostuvo que las víctimas del conflicto tendrán el reconocimiento que reclama la historia, no solo por la más importante reparación colectiva que es la terminación de la guerra y porque “se inaugura un proceso de esclarecimiento dela verdad que es su principal demanda, de reconocimiento de las múltiples responsabilidades en el conflicto, incluida las nuestras y de verdadero ejercicio de justicia en los términos establecidos en la Jurisdicción Especial para la Paz”.

Cargando