¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ONU ASAMBLEA IRÁN (Actualización)

Irán ataca en la ONU a A.Saudí y acusa a EE.UU. de incumplir acuerdo nuclear

El presidente de Irán, Hasan Rohaní, criticó hoy en la ONU a Arabia Saudí por difundir una "ideología del odio" y acusó a Estados Unidos de incumplir el acuerdo nuclear negociado por su país con las potencias internacionales.

Naciones Unidas, 22 sep (EFE).- El presidente de Irán, Hasan Rohaní, criticó hoy en la ONU a Arabia Saudí por difundir una "ideología del odio" y acusó a Estados Unidos de incumplir el acuerdo nuclear negociado por su país con las potencias internacionales.

"Si el Gobierno de Arabia Saudí es serio sobre su visión para el desarrollo y la seguridad regional, debe cesar y desistir de sus políticas divisorias, de propagar ideología del odio y de pisotear los derechos de sus vecinos", dijo Rohaní en la Asamblea General de Naciones Unidas.

El líder iraní llamó la atención sobre la difícil situación que se vive en toda la región de Oriente Medio y opinó que para remediarla "ciertos países deben dejar de bombardear a sus vecinos" y "abandonar su apoyo a grupos terroristas".

Irán tiene en Arabia Saudí a su gran rival regional y los dos países han tomado partido por bandos opuestos en conflictos como los de Siria o Yemen.

En una conferencia de prensa posterior, aseguró que Riad "ha equivocado el cálculo" en Yemen y denunció que sus bombardeos han "masacrado" al pueblo y destruido las infraestructuras básicas del país.

Rohaní, que comenzó su discurso recordando el quince aniversario de los atentados del 11S, defendió que el siglo que empezó con "terror y violencia en Nueva York no puede continuar con competiciones hostiles y conflictos crecientes en Oriente Medio".

Según aseguró, la raíz del terrorismo sin fronteras que se ve hoy "puede atribuirse a las estrategias de seguridad desarrolladas por grandes potencias en los últimos quince años".

Rohaní acusó a algunas de ellas de haber permitido o incluso apoyado a grupos terroristas como el Estado Islámico (EI) y de cometer ahora atrocidades contra inocentes "bajo el disfraz de la lucha contra el terrorismo".

"El discurso del odio y la violencia está extendiéndose por Oriente Medio y el norte de África a una velocidad increíble y esta región está atrapada en una red de políticas salvajes y destructivas", criticó.

Por ello, defendió que los países de la región deben unirse y oponerse al "sectarismo" y a los intentos de división religiosa.

"Los musulmanes, sean chiíes o suníes, han vivido juntos durante siglos en armonía y respeto mutuo. Los intentos de convertir diferencias religiosas en tensas confrontaciones tienen su origen en los intereses particulares de ciertos países, que intentan esconder su búsqueda de poder tras eslóganes religiosos", dijo.

El presidente iraní se refirió además a Estados Unidos, a quien exigió que corrija su "falta de cumplimiento" con el pacto nuclear.

En los últimos meses, Irán ha insistido en que EE.UU. debe contribuir, entre otras cosas, a levantar las trabas bancarias que siguen afectando a su país pese al levantamiento de sanciones económicas que acompañó al acuerdo.

Ante los periodistas, Rohaní puso como ejemplo el hecho de que muchos grandes bancos siguen teniendo recelos a trabajar con Irán por miedo a castigos por parte de EE.UU., que les recuerda regularmente la existencia de otras sanciones a Teherán no vinculadas con el dossier nuclear.

También criticó retrasos en la emisión de ciertas licencias, por ejemplo para la compra por parte de su país de aviones de compañías como Boeing y subrayó que Irán da la bienvenida a todos los negocios estadounidenses.

Rohaní dijo que la falta de cumplimiento de esos compromisos por parte estadounidense "erosionará aún más su credibilidad".

Además, denunció la orden del Tribunal Supremo de ese país por la que 2.000 millones de dólares de activos iraníes congelados en Estados Unidos deben entregarse a los familiares de las víctimas de los 241 marines muertos en 1983 en un ataque en Beirut, cuyo patrocinio atribuye al régimen de Teherán.

Rohaní atribuyó hoy ese fallo al poder de los "grupos de presión sionistas" en Estados Unidos.

Cargando