¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

GUATEMALA CORRUPCIÓN (Actualización)

Gobierno sobre arraigo a familiares de Morales: es un tema de "particulares"

El portavoz presidencial de Guatemala, Heinz Heimann, aseguró hoy que el Gobierno no "debe" pronunciarse sobre la supuesta implicación en un caso de corrupción de uno de los hijos del presidente, Jimmy Morales, y uno de sus hermanos, por tratarse de "personas particulares".

Guatemala, 15 sep (EFE).- El portavoz presidencial de Guatemala, Heinz Heimann, aseguró hoy que el Gobierno no "debe" pronunciarse sobre la supuesta implicación en un caso de corrupción de uno de los hijos del presidente, Jimmy Morales, y uno de sus hermanos, por tratarse de "personas particulares".

En todo caso, señaló Heimann en declaraciones a Efe, son ellos los que podrían dar una explicación sobre el asunto, pero no el mandatario, quien en un discurso a la nación el pasado martes ya advirtió de que no hablaría sobre el tema.

En defensa del presidente ha salido también el ministro de Agricultura, Mario Méndez, quien en un comunicado ha acusado a "algunos", a los que no ha identificado, de intentar "magnificar" los hechos.

Asimismo, ha asegurado que Morales es un "ejemplo de honradez" y su actitud ante lo ocurrido "es inspiradora": "Ha quedado claro que respeta la independencia de poderes" y el "clamor popular en cuanto a que la justicia debe prevalecer sin privilegios".

En su intervención dirigida a la nación, Morales, quien ha basado su Gobierno en una lucha frontal contra la corrupción desde la campaña electoral de 2015, mostró su confianza en su hijo y en su hermano: "En este momento, mi esposa y yo respaldamos plenamente a nuestro hijo y confiamos en la honorabilidad de mi hermano", sostuvo.

El vástago de Morales, José Manuel Morales Marroquín, que estudia en el extranjero, volvió a Guatemala a prestar declaración el 7 de este mes, mientras que el hermano del mandatario, Samuel Everardo Morales, también acudió de forma voluntaria en los últimos días.

Tras los testimonios, un juzgado de Guatemala decretó prohibición de salir del país para ambos hasta que se aclare su supuesta participación en un caso en el que están involucradas otras 27 personas, 22 ya detenidas, por un fraude al Estado de más de 3 millones de quetzales (unos 397.324 dólares) en el Registro General de la Propiedad (RGP)

El portavoz presidencial reiteró que no existe hasta el momento ninguna acusación formal contra los dos familiares del presidente y que la medida de arraigo contra ambos fue una decisión "precautoria".

Ambos podrían haber tenido un nexo con el caso de corrupción por cotizaciones de alimentos a la empresa Fulanos y Menganos S.A., implicada en la trama.

Fulanos y Menganos es una entidad que salió a la luz el pasado 1 de septiembre, cuando la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) desarticularon la red de corrupción en el RGP.

Los involucrados están acusados de los delitos de peculado por sustracción y falsedad ideológica.

La investigación desveló que entre enero de 2012 y mayo de 2015, se autorizó la firma de 16 contratos laborales anómalos, conocidos como "plazas fantasma", los cuales recibieron más de 3 millones de quetzales como remuneración por un trabajo no realizado, aunque no asistieron físicamente a su puesto de trabajo.

En este marco, la empresa Fulanos y Menganos fue presuntamente contratada para dar servicio de desayuno a unas 524 personas por un importe de 90.000 quetzales (11.964 dólares), pero finalmente el evento no se realizó.

En una entrevista con Efe, el abogado de ambos familiares, Gustavo Barreno, aseguró que la implicación en un caso de corrupción carece de fundamentos y achacó estas acusaciones a un ataque político en contra del jefe de Estado.

Cargando