¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

MÉXICO TORTURA

ONG señalan que mecanismo contra tortura sexual en México fracaso tras un año

El mecanismo de seguimiento de casos de tortura sexual en México "ha fallado" y no se han desarrollado "acciones efectivas" desde su instalación hace un año por parte del Gobierno, denunciaron hoy organizaciones civiles.

Durante los doce meses que el mecanismo lleva en marcha, únicamente se ha realizado "una reunión de seguimiento", señaló un comunicado conjunto de Amnistía Internacional y otras organizaciones civiles del país.

Las asociaciones señalaron que no se han desarrollado "acciones efectivas sobre los casos de violencia sexual" documentadas en el marco de la campaña "Rompiendo el silencio: todas juntas contra la tortura sexual".

Por todo ello, el mecanismo ha perdido la oportunidad de "emitir un dictamen conjunto con recomendaciones sobre cada uno de los casos" y de "garantizar el acceso a la justicia a las sobrevivientes de tortura en el país".

El mecanismo fue un compromiso adquirido en 2015 por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en una audiencia sobre tortura sexual en México.

Las organizaciones exigieron al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, poner en operación los acuerdos adquiridos ante la CIDH y que el mecanismo "se pronuncie sin mayor dilación sobre los casos que tiene en revisión".

"Es necesario que el Gobierno federal, desde la Conavim, muestre un verdadero compromiso en la erradicación de esta terrible práctica, reforzando el mecanismo, asignándole los recursos necesarios y garantizando que todas las instituciones pertenecientes colaboren con él", solicitó el comunicado.

El pasado junio, Amnistía Internacional publicó un informe en el que denunció que la violencia sexual es "una práctica rutinaria" en los arrestos a mujeres por parte de las fuerzas de seguridad mexicanas.

La organización habló con 100 mujeres recluidas en prisiones federales, quienes en su totalidad dijeron haber sufrido acoso sexual o maltrato psicológico durante su detención o en las horas posteriores.

Además, 72 de ellas afirmaron haber padecido abusos sexuales y 33 de ellas haber sido violadas.

Cargando