¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BOLSA WALL STREET (Comentario)

Las dudas persisten en Wall Street

Wall Street sigue en un mar de dudas sobre lo que hará con las tasas de interés la Reserva Federal en su reunión de dentro de dos semanas, ya que ni los datos económicos ni las declaraciones oficiales aclaran demasiado el panorama.

Nueva York, 7 sep (EFE).- Wall Street sigue en un mar de dudas sobre lo que hará con las tasas de interés la Reserva Federal en su reunión de dentro de dos semanas, ya que ni los datos económicos ni las declaraciones oficiales aclaran demasiado el panorama.

Y esas dudas se reflejaron en una sesión bursátil que terminó hoy mixta, con un nuevo récord del Nasdaq, pero con los otros indicadores reflejando un ligero descenso que da cuenta de la precaución en la que vive estos días el parqué neoyorquino.

La Reserva Federal difundió hoy el llamado "libro beige" sobre la marcha de la economía de los doce distritos del banco central. Por una parte habló de una expansión "modesta", pero también se hizo eco de la "incertidumbre" por los próximos comicios.

Hace varias semanas el mercado estaba apostando a que el 20 y el 21 de septiembre, en su próxima reunión, la Fed aplicaría una ligera subida en las tasas de interés, como señal de la "normalización" económica tras la crisis más reciente.

Pero las cosas ahora no parecen tan claras. El viernes el dato sobre los niveles de empleo fue peor de lo que esperaban los analistas, y el informe de la Fed de hoy vuelve a reforzar las ideas de que, a corto plazo, no habrá tal alza en las tasas.

"Parece la calma antes de la tempestad, mientras se espera la próxima reunión de la Fed", comentó Mike Bailey, de la firma de inversión FBB Capital Partners.

Esa calma se mezcla con declaraciones oficiales que, a pesar de que los datos incitan a pesar que la Fed no subirá las tasas, dan cuenta de que la sensación no es tan firme en ese sentido, ni siquiera entre el banco central.

El martes, el presidente del banco de la Reserva Federal de San Francisco, John Williams, apoyó una vez más un incremento en las tasas porque, según dijo, debe hacerse "preferiblemente mejor pronto que tarde".

De momento, por lo menos en ese frente, el ruido político según se acercan las elecciones del 8 de noviembre no parece que vaya a afectar demasiado a la calidad crediticia de Estados Unidos, a su fortaleza fiscal ni a su moneda.

La agencia Mooody's dio cuenta hoy de que, gane quien gane, Estados Unidos seguirá con el máximo nivel de calidad crediticia, Aaa, porque su moneda es fuerte, la economía es innovadora y la deuda está bajo control.

Y eso es buena señal para los operadores bursátiles de Nueva York, que siguen pensando que hay pocos lugares en el mundo distintos a Wall Street que, hoy por hoy, ofrezcan una rentabilidad mejor y con un riesgo mínimo.

Cargando