¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

HONDURAS VIOLENCIA

Madre de Cáceres pide detener a autores intelectuales de asesinato de su hija

Austra Flores, madre de la líder indígena hondureña Berta Cáceres, pidió hoy a las autoridades capturar a los autores intelectuales del asesinato de su hija, ocurrido en marzo, y responsabilizó por el crimen a una empresa que pretende desarrollar un proyecto hidroeléctrico en Honduras.

En la presentación de la campaña "Defensoras de la Madre Tierra", Flores dijo que su familia "no está satisfecha" con la detención de cinco sospechosos y aseguró que seguirá "luchando para que se capture a los autores intelectuales, a los que pagaron por el asesinato terrible" de su hija.

Los acusados por este crimen son Douglas Bustillo; Mariano Díaz Chávez, un mayor del Ejército hondureño; Edilson Duarte, capitán retirado; y Sergio Rodríguez, empleado de la hidroeléctrica "Agua Zarca", que pretende desarrollar la empresa Desarrollos Energéticos (DESA), en el occidente del país, al que se oponía Cáceres.

El quinto detenido es Emerson Duarte, hermano gemelo de Edilson, a quien las autoridades le decomisaron un revólver calibre 38, con el que habría sido asesinada Cáceres.

Berta Cáceres, líder de la etnia lenca y coordinadora general del Comité Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), del que era cofundadora, fue asesinada el 3 de marzo en su casa en la ciudad occidental de La Esperanza, pese a que contaba con medidas de protección.

Para Austra Flores, "al Gobierno no le interesa" esclarecer el caso de su hija porque "también" las autoridades "son responsables de este horrendo asesinato", al igual que de la muerte de "muchos defensores de derechos humanos" en Honduras.

La madre de Berta Cáceres participó este martes en el lanzamiento de la campaña "Defensoras de la Madre Tierra", cuyo objetivo es hacer visible el rol de las mujeres que exigen el derecho a la vida, la alimentación y la defensa de los territorios.

Austra Flores responsabilizó de la muerte de su hija a la empresa DESA-SINOHYDRO, de capital hondureño y chino, que pretende desarrollar el proyecto hidroeléctrico "Agua Zarca" en la comunidad de Río Blanco, en el departamento occidental de Intibucá.

"Las mismas investigaciones realizadas por el Ministerio Público han confirmado el involucramiento director de la empresa DESA en el asesinato de mi hija", subrayó.

Flores, de 83 años y quien también ha sido una defensora de los derechos de los indígenas y la preservación el medioambiente en Honduras, pidió al Congreso que cancele la concesión otorgada a la empresa DESA.

Honduras es considerado uno de los países más peligrosos para los defensores del medio ambiente y de la tierra, según un informe presentado la semana pasada en Tegucigalpa por Amnistía Internacional, que pidió a este país reconocer la legitimidad que tiene la labor de los activistas.

La directora de AI para las Américas, Erika Guevara-Rosas, afirmó entonces a Efe que los Estados tienen "la obligación de proteger" a sus defensores e "investigar" los ataques y la violencia de la que son víctimas.

Sobre el asesinato de Berta Cáceres, Guevara-Rosas dijo que los esfuerzos del Gobierno "siguen siendo insuficientes" porque "no se atacan de manera estructural las causas y las razones del asesinato" de la líder indígena, quien tenía medidas cautelares a su favor ordenadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) desde octubre de 2015.

Cargando