¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BRASIL CRISIS

Partido izquierdista mexicano "condena enérgicamente" destitución de Rousseff

El izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) de México condenó "enérgicamente" hoy la destitución de la presidenta Dilma Rousseff por parte del Senado de Brasil y calificó de "grave" la situación política que tiene lugar en el país suramericano.

Rousseff fue apartada de su cargo ayer tras ser hallada culpable de diversas irregularidades fiscales.

El grupo parlamentario del PRD emitió un comunicado de cinco puntos en el que manifiesta su desacuerdo por la salida de Rousseff.

En el primero "condena enérgicamente el golpe de Estado administrativo que ha consumado la destitución de la presidenta Dilma Rousseff en Brasil".

Dijo que se trata de una maniobra política "dirigida a detener las investigaciones de corrupción en las que están involucrados buena parte de los promotores del grupo golpista".

En el segundo punto "repudia el nombramiento de Michel Temer como presidente interino no electo".

Temer fue señalado como "cabeza del movimiento golpista" que ha dirigido acciones para "revertir las conquistas populares y desmantelar el estado social construido a lo largo de los Gobiernos progresistas de los presidentes Lula Da Silva y Dilma Rousseff".

En el tercero expresa solidaridad con el pueblo de Brasil y con los "millones de brasileños que luchan por el mantenimiento del régimen democrático y del Estado de derecho en esta nación", mientras en el cuarto alerta sobre los peligros que este "golpe de Estado" tendrá en el retroceso de los progresos sociales y económicos ganados durante décadas en Brasil.

Señala que el ataque a la institucionalidad democrática en el mayor poder regional y la economía más grande de América Latina "puede tener consecuencias políticas negativas en toda la región".

En el quinto y último punto, el PRD "exhorta respetuosamente al titular del Ejecutivo federal mexicano a retirar al embajador de nuestro país en Brasil, como medida de repudio ante el dicho golpe de Estado".

El Senado brasileño destituyó a Rousseff por 61 votos en favor y 20 en contra, en una decisión que también confirmó como presidente a Michel Temer, quien seguirá en el poder hasta el 1 de enero de 2019.

Rousseff fue hallada culpable de alterar los presupuestos mediante tres decretos no autorizados por el Parlamento y de contratar créditos en favor del Gobierno con la banca pública, lo cual ha negado durante todo el proceso, que ha calificado de "golpe".

Cargando