¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

MÉXICO VIOLENCIA

México dice que no habrá encubrimiento en caso de uso ilícito de la fuerza

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) indicó hoy que no habrá encubrimiento en caso de que se pruebe el "uso indebido e ilícito de la fuerza que se traduzca en homicidio doloso" en un operativo realizado en mayo de 2015 en un rancho del oeste de México, que se saldó con 43 muertos.

"Si de la averiguación se desprende que hay hechos ilícitos, irregulares, uso indebido e ilícito de la fuerza que se traduzca en homicidio doloso, vamos a sancionar", dijo el titular de la CNS, Renato Sales, en una rueda de prensa en la capital mexicana.

En ese caso, señaló, corresponderá a la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) "ejercer la acción penal correspondiente y al Poder Judicial Federal emitir la sentencia".

"No encubriremos ni solaparemos a nadie, vamos a actuar plenamente conforme a derecho", aseveró Sales al aludir el informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre el operativo realizado en un rancho del municipio de Tanhuato (Michoacán) ocupado por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La investigación de la CNDH concluyó que el 22 de mayo de 2015 la Policía Federal, que depende de la CNS, ejecutó en el rancho a 22 civiles de forma arbitraria.

Además, denunció que cuatro personas murieron por "uso excesivo de la fuerza", mientras que en relación a otros 15 cadáveres con señales de arma de fuego apuntó que "no pudo establecer técnicamente las circunstancias del deceso y el grado de participación en el enfrentamiento armado".

El recuento de víctimas mortales lo completa un policía federal y otro civil que muestra signos de haber sufrido un atropellamiento.

El propio Sales aceptó el jueves las recomendaciones emitidas por la CNDH a su institución, pero aseguró que en este caso no se configura "la hipótesis de ejecuciones arbitrarias" de 22 civiles ya que hubo un "uso racional" de la fuerza.

Se actuó "en legítima defensa", aseveró tras destacar que los agentes se identificaron y exigieron a los civiles que estaban en el rancho que depusieran las armas, pero estos respondieron con disparos.

Sobre el señalamiento de la CNDH de que los agentes manipularon la escena y falsearon información sobre el desarrollo del operativo, el comisionado de Seguridad indicó hoy que si "hubo alteración dolosa del lugar de los hechos para confundir a la autoridad, (...) se va a sancionar".

"En algunas ocasiones se mueve una persona para ver si está vivo; si está una persona de espaldas, por ejemplo lesionado, pues tenemos que, por razones obvias, verificar si está vivo o si está armado", apuntó tras resaltar la necesidad de distinguir entre ese movimiento y otros que pueden constituir un ilícito.

Y es que, dijo, los agentes "también tienen derechos, también son personas y también hay que respetar la presunción de inocencia de los policías".

El titular de la CNS señaló que la institución ya está trabajando en las recomendaciones de la CNDH, entre ellas la que alude a la importancia de que los policías lleven cámaras en los cascos "para poder documentar suficientemente sus acciones".

Cargando