¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PANAMÁ LIBROS (Entrevista)

Alonso Cueto: Perú no está en postguerra porque no confronta heridas

El escritor tiene que "abrir todas las cajas de Pandora", que algunos "quieren que olvidemos", para hacer confrontar las heridas y resolver las causas del conflicto de una sociedad, pues mientras eso no pase no llegará la postguerra, como en el Perú, sentenció hoy el laureado narrador Alonso Cueto.

Panamá, 17 ago (EFE).- El escritor tiene que "abrir todas las cajas de Pandora", que algunos "quieren que olvidemos", para hacer confrontar las heridas y resolver las causas del conflicto de una sociedad, pues mientras eso no pase no llegará la postguerra, como en el Perú, sentenció hoy el laureado narrador Alonso Cueto.

Cueto, en entrevista con Efe en la XII Feria Internacional del Libro de Panamá, manifestó que la novela que presentó este martes, "La Viajera del Viento", fue la primera que escribió sobre la guerra del Estado peruano contra Sendero Luminoso, "pero la última que publicó" de la trilogía sobre ese conflicto.

En 2005 vio la luz "La Hora Azul" y el año pasado "La Pasajera", los dos títulos que completan la trilogía sobre la guerra interna peruana que sacó "lo que realmente son" las personas "cuando están en una situación de riesgo, de inseguridad".

"'La Viajera del Viento' ilumina las otras dos novelas", anotó. Pero, aclaró, que "de ninguna manera se puede decir que el Perú está o estará en el postconflicto, mientras no miremos las heridas cara a cara, la sociedad tiene que confrontarlas, tiene que resolverlas".

"Tenemos que destapar las cajas de Pandora que quieren que olvidemos, es un mandato moral para los periodistas, los escritores, la sociedad civil, de abrirlas todas, que huelan, que salgan todos los males escondidos, recordar es un acto moral, escribir es un acto moral", insistió.

Resaltó que también la novela adquiere su valor cuando al final de la caja de Pandora surge la esperanza, allí encuentra su sentido.

"En el Perú hay paz, pero las brechas sociales, raciales, la discriminación que dio lugar a la guerra de Sendero están allí todavía, pero tengo esperanza en que el nuevo Gobierno es lo mejor que nos ha podido pasar", señaló.

A su juicio, el estilo informal, directo, de franqueza del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, acompañado de su edad, formación profesional y hoja de vida intachable, crean un canal de comunicación con las masas "que debería ser imitado en Latinoamérica" porque la gente "siente que dice lo que piensa", no es el "populismo" tradicional.

"Soy un escritor esencialmente realista, la literatura peruana ha sido esencialmente realista, así como la argentina ha sido fantástica, los escritores más importantes como Vargas Llosa, como Arguedas, como Palma, han sido realistas, hay algunos escritores fantásticos, pero ningún gran autor como Jorge Luis Borges o Bioy Casares en Argentina", señaló.

Para el autor de Grandes Miradas (2003), "el peso de la historia en el Perú es muy fuerte y eso ha producido un interés por reconstruir, rehacer la realidad en la ficción".

La historia en Ricardo Palma (1833-1919), la antropología en José María Arguedas (1911-1969), y la historia nuevamente y las ciencias sociales en Mario Vargas Llosa (1936-), reiteró Cueto, son esos ejemplos del "realismo" peruano que han reproducido las pugnas étnicas, sociales, en la tradición literaria, detalló.

Por otro lado, consideró que las tecnologías de la información, el internet, son "herramientas útiles" que "de hecho las he usado para investigar, pero nada de esto puede reemplazar a la realidad, y no hay que permitirlo", porque "te acosan, te cortan el tiempo", aclaró.

"Para escribir mi última novela publicada fui en tres ocasiones a la cárcel de San Jorge, escuche misa allí, converse con los presos, porque uno de mis personajes estuvo preso, con los guardias, eso no te lo da la internet, es la experiencia de vida, el contacto directo con la realidad, por eso hay que saber utilizar esas herramientas", reflexionó.

"A mi me fascina lo que pasa en el Perú, es una sociedad llena de conflictos, llena de diferencias, es uno de los países de América Latina en el cual coexisten muchas culturas, la coexistencia de cultura lleva a conflictos y los conflictos llevan a historias, no se puede pensar en una narrativa hecha de gente que se lleva bien, que está de acuerdo, la novela así sería muy aburrida", apuntó.

La narrativa está hecha "de gente que está en conflicto" y los escritores "somos como buitres que se alimentan del conflicto", dijo.

Cueto aseguró que deja de lado la historia de la guerra con Sendero Luminoso para trabajar en otros temas, como una novela policial que espera publicar en 2017 en donde los 3 personajes son mujeres, la policía, la asesina y la víctima, "y los hombres son obstáculos o trofeos", para "explorar ese mundo, porque la mujer vive más a fondo las relaciones humanas que los hombres", reconoció.

Cargando